FÓRMULA 1

Emerson Fittipaldi, envuelto en un escándalo financiero

Tiene abiertas más de 145 causas judiciales en su país, aunque el expiloto niega las acusaciones.

Emerson Fittipaldi, envuelto en un escándalo financiero
Sam Bagnall Sam Bagnall/Formula E

Emerson Fittipaldi, bicampeón del mundo de Fórmula 1, es objeto de varias investigaciones judiciales en Brasil por ocultar supuestamente grandes cantidades de dinero en Estados Unidos, lugar de residencia de la leyenda del automovilismo. La justicia brasileña cree que posee una fortuna oculta en Miami con el fin de evitar satisfacer las deudas contraídas en su país de origen, fruto de inversiones fallidas realizadas durante los últimos años.

Actualmente, Fittipaldi tiene abiertas más de 145 causas judiciales que sumarían un total de 55 millones de reales brasileños defraudados, unos ocho millones y medio de euros al cambio. Entre todas ellas, destaca la relacionada con el Banco Safra, el cual le ha acusado de ocultar su patrimonio y llevar una vida “faraónica”. Su relación tiene origen en un préstamo realizado por la entidad a un concesionario de automóviles del cual Fittipaldi era socio y avalista, un dinero que nunca fue devuelto.

De acuerdo con el diario ‘Folha de Sao Paulo’, Safra envió un documento a la justicia en la que delata las prácticas del campeón del mundo en 1972 y 1974 para ocultar su fortuna. El medio brasileño recoge en su noticia algunos de los extractos de ese informe enviado por el banco: "Los acreedores no pueden embargar los activos de Fittipaldi. No porque esté en bancarrota, sino porque encuentran innumerables obstáculos. El señor Fittipaldi se vale de empresas pantalla, varias de ellas sin actividad alguna, para conseguir créditos y, una vez incumplida su obligación, consigue proteger su patrimonio a través de estas sociedades escudo".

Por su parte, Fittipaldi ha negado las acusaciones y sus abogados garantizan que se encuentra en una situación económica “deplorable”. Los letrados han afirmado que el brasileño está intentando restablecer su posición financiera para hacer frente a las deudas que tiene pendientes, una versión que dista mucho de la que tiene la Justicia en su país. Según revela el mismo periódico, Fittipaldi habría asegurado en uno de sus juicios que no puede hacer frente ni a los gastos judiciales propios del proceso, una cantidad cercana a los 2.200 euros.

La oficina de prensa del expiloto ha señalado, en un comunicado publicado este lunes, que se trata de una "acusación fantasiosa inventada por acreedores malvados que han elegido el camino de la calumnia en lugar del camino del diálogo y el sentido común" y revelan que “sin embargo, una parte importante de las deudas se pagó, con recursos o propiedades”.