MOTOGP | GP DE AUSTRIA

Pol se reivindica con la KTM y Dovizioso ya está de vuelta

Mandan los tiempos del FP1 por la lluvia en el FP2, con Pol delante con la moto ganadora en Brno y el italiano segundo con una Ducati que siempre gana en Austria.

Pol se reivindica con la KTM y Dovizioso ya está de vuelta
motogp.com

Sonora reivindicación en el arranque del GP de Austria de Pol Espargaró a lomos de la KTM, una moto con la que lleva trabajando casi cuatro años y que al fin es ganadora, aunque no todavía en sus manos... Fue Binder el que tuvo el honor el pasado domingo en Brno de darle a la marca austriaca su primera victoria en MotoGP y Pol, que no pudo luchar por ganar hasta el final porque se fue al suelo en un toque con Zarco, quiere también saborear las mieles del triunfo con la moto naranja antes de irse el año que viene a Honda. El español encajó con deportividad que fuera el sudafricano y no él quien consiguiera ese ansiado triunfo para la fábrica de Mattighofen, pero salió hoy a pista más espoleado que nunca y lideró prácticamente en todo momento el primer libre del fin de semana en el Red Bull Ring, que fue el que contó para la tabla de tiempos, porque el FP2 fue una ruina por culpa del agua caída en algún punto del circuito, sobre todo en la curva 3. Eso hacía que el asfalto no valiera para hacer pruebas ni en seco ni en mojado.

Este primer puesto de Pol tiene más importancia que otros primeros en idénticas sesiones. Es así porque se espera lluvia para las sesiones de la tarde y para la jornada de mañana sábado por lo que, de cumplirse esas previsiones, esta primera clasificación podría ser la que se imponga en la combinada y la que decida qué pilotos pasan directamente a la Q2 y cuáles están obligados a pasar por la Q1. De momento, los que se pueden ir a descanasar más tranquilos son el citado Pol más Dovizioso, Nakagami, Rins, Morbidelli, Zarco, Oliveira, Miller (lideró por la tarde por delante de Lecuona y Oliveira), Mir y Quartararo.

Es muy destacable el regreso de Dovizioso a las posiciones de cabeza. Lo hace en un circuito en el que siempre ha ganado Ducati, dos veces de la mano de Andrea, otra por Iannone y una más por Lorenzo. El italiano está obligado a estar delante en esta pista, algo que no estaba nada claro viendo su decepcionante fin de semana checo. En Brno se clasificó 18º para la parrilla y sólo pudo ser 11º en la carrera, y todo eso en un fin de semana en el que volvía a ser baja Marc Márquez, el único piloto que le había privado de la victoria el año pasado en esa pista. En la de ahora, Dovi fue capaz de batir a Marc con adelantamiento de última vuelta en la última curva en 2019, y el español volverá a ver ahora la carrera desde casa, así que el de Ducati debería ser el principal favorito con permiso de las KTM, que son las motos de moda en estos momentos. Eso sí, más por Pol que por Binder, que ha empezado el GP de casa para su fábrica en una desconcertante decimosexta plaza, a 0.812 de su compañero de box.

El que vuelve a tener buena pinta, pero sigue teniendo pendiente explotar en carrera, es Mir, que logró el tercer mejor crono aunque luego le cancelaron la vuelta por la aparición de la bandera amarilla, debido a una caída sin consecuencias de Smith. Al final terminó noveno y se tomó con buen humor la cancelación de esa vuelta. Tiene velocidad y ritmo para más.

La primera Honda ha sido la de Nakagami (tercero por delante de Rins) y las Yamaha confirman a las primeras de cambio que no están en su mejor circuito, de stop and go. El mejor sobre una M1 ha sido Morbidelli con la quinta plaza, con Quartararo en la décima posición. El que se ha instalado en las primeras posiciones con idea de quedarse en ellas durante mucho tiempo es Zarco (sexto) y Oliveira es otra señal con su séptima plaza de que las KTM juegan de verdad en casa. Han tenido oportunidad de rodar en este circuito, como ya hicieron en el de Brno y en el de Misano, y eso les da un importante plus de información y confianza.

Fuera de las diez primeras plazas se han quedado Maverick (11º), Rossi (13º), Lecuona (15º), Aleix (18º), Álex Márquez (19º) y Rabat (22º). Señalar para terminar que el tiempo registrado por Pol de 1:24.4 es cuatro décimas más lento del que registró en esta misma sesión el año pasado Márquez para ser el más rápido.