F1 | BARCELONA

El cambio de chasis no resuelve los problemas de Carlos Sainz

La refrigeración del McLaren del madrileño sigue siendo un quebradero de cabeza para los técnicos. "Se nos acaban las ideas para resolverlo", afirma el piloto.

Carlos Sainz (McLaren MCL35). Barcelona, España. F1 2020.
Xavi Bonilla / DPPI / AFP7

El cambio de chasis anunciado por McLaren en la mañana del viernes no ha resuelto los problemas de refrigeración en el MCL35 de Carlos Sainz. Es lo que transmitió el piloto después de los entrenamientos libres en Barcelona con cierta preocupación: "Por ahora el problema no está resuelto. Aún vemos discrepancias entre los dos coches, especialmente con el mío, porque tiene menos refrigeración". Esto obliga al madrileño a rodar con una aerodinámica más abierta que enfría más la tapa del motor pero genera una mayor resistencia al aire. "Nos cuesta mucho tiempo por vuelta y tenemos que resolverlo lo más rápido posible y seguir buscando porque es siendo un interrogante", sentencia.

“Hemos cambiado prácticamente todo el coche así que se nos acaban las ideas para probar. Es complicado”, afirma Sainz, impaciente: "El sábado seguiremos trabajando y analizándolo, daremos el último empujón. Si no se resuelve, empezará a ser preocupante". En cuanto a sus impresiones para la carrera: "No vemos el blistering de Silverstone pero sí mucha degradación y sobrecalentamiento en los neumáticos. Aunque los neumáticos no son por ahora nuestro mayor problema. La peor rueda es la dura, difícil de calentar". "En las tandas largas es difícil, veo muy fuertes a Ferrari, Racing Point y Renault y será complicado enfrentarnos a ellos en la carrera. El ritmo a una vuelta no es tan malo", asegura.