FÓRMULA 1

Brawn: "El límite de Verstappen no es el de Red Bull"

El director deportivo de la F1 ve al holandés como un piloto "excepcional" que puede marcar una época en el Mundial. "Me recuerda a Schumacher", asegura.

Brawn: "El límite de Verstappen no es el de Red Bull"
AFP7 vía Europa Press

Llegó a Red Bull en plena ebullición de un dominio absoluto que Mercedes sigue manteniendo hasta el día de hoy. Su primera vez con el monoplaza energético terminó con una victoria que se fraguó en la estrategia y sobre el asfalto, entonces frente a los Ferrari con los dos monoplazas de Brackley fuera de carrera, y la última llegó con un guion similar aunque, en esta ocasión, con los verdaderos rivales. Verstappen le ganó la partida a los W11 en Silverstone con un coche que, de partida, no alcanza el listón que ha establecido la firma de la estrella en este inicio y que sin embargo, ha sabido potenciar con maniobras que demuestran cómo "ha madurado hasta convertirse en un piloto excepcional". 

Así le ve Ross Brawn, director deportivo de la F1, a un piloto que cuando llegó demostró que "su velocidad era clara", pero al que le faltaba todavía potenciar su alianza con el monoplaza energético. Max se convirtió en 2016 en la estrella de Red Bull y desde entonces, nadie ha conseguido cuestionar su liderazgo en el equipo. De hecho, la actuación del holandés en el trazado inglés "demostró una gran confianza y una relación muy fuerte con el equipo", afirma el británico, respecto a una unión que llegó a tener sus tira y afloja. Verstappen quería un coche ganador y si desde Milton Keynes no le ofrecían esas garantías, la opción de abandonar la escudería salió a la palestra puesto a que, como dice el ex ingeniero, "el límite de Max no es el de Red Bull". 

Verstappen ha crecido tanto como piloto que incluso Brawn se atreve a equipararle con uno de los más grandes: “Me recuerda a Schumacher de muchas maneras”. "Cuando escuchas su radio, ves que claramente tiene capacidad. Es capaz de sentir la sutileza del coche y responder perfectamente", continúa argumentando el británico, acerca de una estrella a la que ve capaz de marcar una época en el Gran Circo. Desde que comenzó la temporada, Max ha sido el rival más directo de los Mercedes y en el futuro, podría convertirse también en el relevo de Hamilton. Por el momento ya se ha convertido en su alternativa y la de las flechas de plata en lo más alto del podio, el resto puede llegar con el tiempo…