FÓRMULA 1

La F1 prepara el mayor búnker para superar el GP de España

La FIA confía en su burbuja y el GP de España nunca corrió peligro en Montmeló aunque los datos en Cataluña empeorasen en julio. Será la 50ª visita de la F1 al país.

La F1 prepara el mayor búnker para superar el GP de España
Race

La burbuja de la Fórmula 1 ha sido un éxito en Austria, Hungría y Gran Bretaña, con apenas tres casos positivos de Covid-19 (dos en Hungaroring más el de Sergio Pérez) pero ninguno dentro del paddock después de cerca de 20.000 test PCR realizados al personal, los equipos y los pilotos. El reto era mayúsculo pero ahora se enfrentan al mayor obstáculo, el GP de España en Montmeló. La preocupación de la FIA era palpable en las últimas semanas con el repunte de contagios en Cataluña y, más en particular, en el área metropolitana de Barcelona que engloba al circuito catalán. Pero la confianza en las autoridades fue máxima y la carrera nunca se puso en duda. Localizaron hoteles en zonas donde el impacto del virus estuviera controlado y siguieron con el plan en marcha para la carrera de este domingo.

El protocolo se revisa y actualiza después de cada gran premio, no se endurece, aunque en esta ocasión los responsables anticoronavirus del campeonato recomiendan fervientemente evitar las zonas en las que se han tomado medidas excepcionales de confinamiento voluntario (Barcelona ciudad y proximidades), además de no viajar en transporte público. AS ha tenido acceso al documento donde también piden que todas las comidas se realicen en el circuito o en el alojamiento, y subrayan que la mascarilla es obligatoria en el país tanto en espacios abiertos como en espacios cerrados. Es una característica que no se aplica en Inglaterra y que sorprendió fuera de Silverstone, en restaurantes u hoteles, a muchos integrantes del paddock. Según transmiten los equipos, no hay preocupación y mantendrán sus rutinas, que son restrictivas en cualquier evento para minimizar riesgos. Varios pilotos alquilan lujosos motorhomes para no abandonar la pista durante las cuatro jornadas. El personal que regrese después a Gran Bretaña (siete fabricantes tienen allí su sede) está exento de cuarentena.

Durante julio empeoraron los datos en la región de Cataluña y la cifra de positivos diaria superó la centena en las jornadas previas. En Reino Unido el número de contagios es inferior, si bien el número de fallecimientos nunca ha dejado de rondar los 80 cada día. En la Fórmula 1 ya se suspendieron o aplazaron nueve carreras esta temporada entre mayo y junio y para el campeonato habría sido muy negativo volver a cancelar eventos, porque sentaría un precedente sobre este calendario europeo revisado. Confían en los protocolos y en la severa burbuja, que separa a los equipos para impedir el contacto entre ellos, obliga la distancia social y testa a todos los integrantes al menos cada cinco días. El mayor riesgo puede estar en las heterogéneas categorías de soporte, como la F2, la F3 y la Porsche Supercup.

El 50º GP de España, sin público


Será el 50º GP de España, el primero se celebró en 1951 así que el año que viene será el 70 cumpleaños, los que festeja ahora el Mundial. Se repartió entre Pedralbes, Montjuic, Jarama y Jerez, pero el Circuit de Barcelona-Catalunya es el hogar de esta prueba y organizará su 30ª edición, ininterrumpida desde 1991. No habrá público en las gradas. El trazado de Montmeló renovó por un año la concesión del gran premio, aunque es tendencia en el campeonato que los circuitos que albergan pruebas sin espectadores tienen un hueco en el calendario de 2021. Además, en el ámbito organizativo, el Circuit designó una nueva presidenta, María Teixidor; y un nuevo director, Josep Lluís Santamaría, que relevan a Vicenç Aguilera y Joan Fontseré, respectivamente.