MOTOGP | GP REP. CHECA

Victoria increíble de Binder con la KTM y alegría para Márquez

Podio inédito formado por el el novato, Morbidelli y Zarco, con fiasco de los principales favoritos al título: Quartararo 7º, Dovizioso 11º y Maverick 14º.

Victoria increíble de Binder en Brno, por novato, por ser piloto de KTM y por lo que conlleva su brillantísimo triunfo... Y es que el surafricano se estrena esta temporada en MotoGP y encaraba tan sólo en el GP de la República Checa su tercera carrera a lomos de la moto austriaca, uno de los patitos feos de la clase reina hasta este año. KTM está en su cuarta temporada y hasta hoy no se había acercado ni de lejos a la victoria, pero a partir de ahora habrá que considerarles de otra manera. Ya son capaces de ganar tanto en el asfalto como en la tierra, donde son los amos. Así que ready to race (listos para correr, su eslogan) en cualquier superficie...

Queda claro que era más que justificada la alegría del surafricano, el primero que vence procedente de ese país en la clase reina, y la de todo su box, pero también es fácilmente imaginable la alegría que habrá experimentado desde su casa Marc Márquez. El campeón no ha podido comparecer por lesión por segunda carrera consecutiva y sus principales rivales en la pelea por el título le han hecho varios regalos, firmando diferentes actuaciones decepcionantes y hasta sonrojantes. Quartararo ha terminado séptimo, Dovizioso undécimo y Maverick decimocuarto. Es decir, que el francés sólo le ha metido nueve puntos, cuando aspiraba claramente a los 25 de la victoria, y le saca ahora 59. Viñales sólo ha sumado dos, así que le mete al del Repsol Honda 42. Y el italiano ha sumado cinco, así que le lleva 26.

Sirvan todos estos datos para empezar a pensar en el acelerón que igual le da Márquez a su reaparición, si es que realmente no tenía ya la intención de regresar la próxima semana en Austria, tras su segunda operación en el húmero del  brazo derecho. Esa desventaja que lleva con los de cabeza, siendo él, aún sería remontable de estar en buenas condiciones físicas con 11 GGPP aún por delante (acabarán siendo 14 este año del COVID-19). Además, no se ve un dominador claro en la parrilla con Marc en el dique seco. Quartararo ya falló el sábado en la Q2 y en la carrera padeció mucho cuando cayó el rendimiento de los neumáticos, porque pasó de discutirle el liderato a Morbidelli a ir perdiendo posiciones paulatinamente con escasa oposición.

Sorprende, en cambio, que Morbidelli sí haya sido capaz de terminar en el podio. El del Pertronas Yamaha lideró buena parte de la prueba, pero al final cedió ante el empuje de un sensacional Binder que le acabó sacando 5.2 segundos en meta. Ver para creer, victoria KTM con un novato y metiéndole un churro a la competencia...

El que no pudo participar de la fiesta naranja fue Pol, por caída. Estaba en la pelea por el podio, pero un lance en la primera curva le envió al suelo. Ambos se tocaron completamente tumbados y el catalán acabó en el suelo. Los comisarios entendieron después que el galo había pilotado de manera irresponsable, algo que cuesta entender desde fuera, y le sancioaron con una long lap penalty (vuelta larga) que hizo de tiralineas y con la que volvió justo por delate de Quartararo. A partir de ahí, Johann tiró para conservar la tercera plaza, que supone su primer podio con Ducati y el primero para el equipo Esponsorama en MotoGP. Estuvo a punto de quitárselo Rins, que hizo una gran remontada hasta la cuarta plaza. El de Suzuki continúa tan tocado en su hombro derecho que optó por no rodar en el warm up, así que muy meritoria su cuarta plaza.

Tras el español acabó un Rossi que fue quinto y la segunda Yamaha del día, nueve posiciones por delante de su compañero Maverick, previsiblemente con problemas en el neumático trasero. De otro modo no se explica su lamentable carrera. Salía quinto y acabó decimocuarto, sin ningún momento estelar que destacar. Él, Quartararo y Dovizioso lo mismo le han dado alas a Márquez para acelerar su regreso...

Y mención especial requiere el hundmiento de Honda sin el campeón en la pista: Nakagami 8º, Crutchlow 13º y Álex Márquez 15º. Poco más que añadir a lo que dicen esos flojos resultados.