F1 | SILVERSTONE

Otro 'pit stop' lamentable de McLaren arruinó el día a Sainz

El madrileño salía 12º y acabó 13º. Su estrategia era buena, pero "cuando había que hacer una parada decente... otra vez se tiran los puntos a la basura".

Carlos Sainz, de camino al pit stop.
Mark Thompson

La primera vez es factible, la segunda es mala suerte pero una tercera enciende todas las alarmas. Otro pit stop lamentable de McLaren arruinó el domingo de Carlos Sainz, que luchaba por buenos puntos con una estrategia ventajosa (había empezado la carrera con el duro, como Verstappen) y se fue todo al traste cuando entró a cambiar neumáticos. La parada superó los cinco segundos, se atascó una rueda y luego tuvieron problemas a la hora de liberarle porque Ocon estaba en el carril y tenía preferencia. Las paradas de Norris fueron de 2.3 y 3.3 segundos, ejemplar la primera y mejorable la segunda. Está claro cuál es la asignatura pendiente de Woking. El madrileño salió 12º y acabó 13º, peleando contra una fila de coches durante toda la prueba.

"Carrera muy complicada, hemos vuelto a salir razonablemente bien con el duro y era undécimo. Empecé a guardar rueda, paró todo el mundo y apreté. Pero en el momento de la verdad, cuando había que hacer una parada decente para adelantar para salir detrás de ellos con una rueda más fresca, incluso delante de mucha gente... pues no ha sido así, no ha podido ser. Hemos vuelto a salir detrás", explicó el piloto a las televisiones, y reafirma que no tuvo opción: "Se hizo un trabajo muy duro. No quiero culpar a los chicos, creo que fue un problema mecánico en el pit stop y no un error humano. No hay que ser duro con ellos, pero como piloto competitivo que soy, estoy muy decepcionado. El Renault estaba muy lejos por detrás cuando paré, así que se debió hacer muy mal el cambio de neumáticos". "Estoy muy cansado de que sigan sucediendo estas cosas. Los puntos eran fáciles y estoy decepcionado", sentenció.

Sobre el susto con Vettel en la primera curva: "Entraba colado a la curva uno, le dejé espacio porque vi cómo venía. Hizo el trompo pero pude evitarle. A partir de ahí yo era el líder del neumático duro, cuando todo el mundo había parado yo estaba en 1:32. Estaba haciendo el overcut que habría cambiado la carrera por completo". ¿Volverá la suerte en España? "De momento no hay manera de que esto cambie de dirección. Otra carrera en la que se tiran los puntos a la basura. Ocon iba varios segundos por detrás de mí antes de la primera parada y ha acabado octavo. Es increíble".