FÓRMULA E | BERLÍN

Vergne reclama su sitio, pero Guenther y Frijns le dejan sin él

El bicampeón dominó casi toda la carrera desde la pole, pero el de BMW y el de Virgin le dejaron tercero. Da Costa remontó del 9º al 4º y mañana puede ser campeón.

Max Guenther con el BMW en Berlín.
Formula E Coche Formula E

Por un día, parecía que la Fórmula E volvía a la vieja normalidad. Corría en Tempelhof como siempre lo había hecho, en su sentido habitual (al contrario que las agujas del reloj) y tuvo en primera posición casi todo el rato al que siempre pertenecía. Casi... Y es que después de dos carreras en Berlín de las que solo sacó un punto, Vergne reclamaba su sitio con la pole y una gran carrera... hasta que todo se torció al final y Guenther y Frijns le dejaron tercero, justo delante del otro DS Techeetah, el de un Da Costa, más humano pero igual de líder.

No hubo ni un toque en la salida, algo milagroso viendo lo retorcido del recorrido entre muros, pero sí una lucha entre los Mahindra y Guenther por la segunda plaza que permitió a JEV tener unos metros de margen durante las primeras vueltas de carrera, algo que desapareció poco a poco gracias al buen hacer del de BMW. Los primeros llevaban un ritmo muy parejo hasta que lo rompió el Safety Car, obligado a salir a la pista por un golpe entre Calado y Sette Camara que terminó con toques varios y uno que dejó también KO a Jani.

Cuando las grúas retiraron el desguace del asfalto habían pasado casi diez minutos y la carrera entró en su 'segunda parte' con un Guenther muy combativo, lanzando una primera ofensiva a Vergne que el francés supo defender a la perfección. Más tarde, con el 'modo ataque' la pelea por la victoria subió de intensidad y Max llegó a estar por delante de JEV, pero fue un visto y no visto gracias a una maniobra magistral del campeón. Mientras, por detrás de ellos y de Frijns, que rodaba en una cómoda tercera posición, las cosas se recrudecían.

Y gran culpa de ello la tuvo Massa con su papel de destructor. Primero se llevó por delante a Di Grassi y luego hizo un favor a Da Costa quitándole de encima a Vandoorne, el único rival molesto que podía restarle algún punto. De ello salió el brasileño con un ‘Drive Through’ y el portugués con un 4º puesto (saliendo 9º) y la posibilidad de ser campeón el domingo si mantiene su ventaja por encima de los 60 puntos. Todo iban a ser buenas noticias para Techeetah, hasta que Guenther y Frijns metieron rueda a JEV para quitarle la victoria y devolverle de golpe a 2020.