MOTOGP | GP DE LA REPÚBLICA CHECA

El 'corazón' de la Yamaha puede convertirse en su gran enemigo

La YZR-M1 2020 ha demostrado ser una moto muy completa, pero la falta de fiabilidad de su motor puede favorecer la, cada vez más difícil, escalada de Márquez.

El 'corazón' de la Yamaha puede ser el gran aliado de Márquez
MotoGP

No es oro todo lo que reluce. Este refrán se podría usar para explicar la situación que está padeciendo Yamaha en el Mundial de MotoGP 2020. Porque la fábrica de Iwata, tras tomar en 2016 un camino equivocado y volver en 2019 a la senda correcta, tiene un grave problema que puede convertirse en un importante dolor de cabeza para los japoneses, además de un aliado inesperado en la salvaje remontada que Marc Márquez deberá realizar si quiere prolongar su hegemonía en el campeonato, algo que se le ha complicado aún más al volver a pasar este lunes por el quirófano del Hospital Universitari Dexeus de Barcelona para reemplazar la placa de titanio con la que corrigieron su fractura en el húmero derecho debido a un exceso de estrés en la zona y que le hace perderse el GP de la República Checa.

El agresivo enfoque impulsado desde el test de Montmeló 2019 por Takariro Sumi, Hiroshi Itou o Michele Gadd ha traído consigo puntos muy positivos, como un notable paso adelante a nivel de electrónica, agarre, aceleración y degradación de neumáticos, si bien todavía quedan aspectos por pulir en el chasis y la configuración, y uno muy negativo: el 'corazón' de la YZR-M1 2020 no es fiable.

Porque mientras los pilotos de Suzuki, Ducati, Honda, Aprilia y KTM han usado tan sólo dos motores en los Grandes Premios de España y Andalucía 2020, Valentino Rossi, Fabio Quartararo y Franco Morbidelli han descorchado cuatro al sur de España. Aunque nada comparable con la peliguada situación que han vivido en el garaje de Maverick Viñales, ya que el español ha utilizado los cinco propulsores disponibles para completar la temporada 2020.

"Hemos perdido tres motores en dos fines de semana, así que estamos preocupados. Primero debemos entender si el problema es siempre el mismo, luego encontrar una solución", reconoció Lin Jarvis acerca de la fiabilidad de su montura tras conseguir un triplete en la segunda prueba del calendario. Congelado cualquier desarrollo durante los dos próximos años por la crisis del coronavirus y sin poder abrir las dos unidades enviadas hasta Japón, los técnicos de la prefectura de Shizuoka han pedido permiso a la MSMA para instalar un nuevo sensor termopar en el tubo de escape de la M1 y examinar, de esta forma, los gases que emite este elemento a más de 1.200 grados.

Un procedimiento, requerir la autorización de la asociación de constructores, que Yamaha debería efectuar de nuevo en caso de estas investigaciones determinen que se debe cambiar alguna pieza del motor, situando a Honda en una ardua encrucijada, aunque cabe puntualizar que la escudería del ala dorada aprobó, junto al resto de fabricantes, antes de comenzar la temporada que Aprilia hiciera esta operación en la RS-GP 2020 por motivos de seguridad, si bien Aleix Espargaró o Bradley Smith no son los grandes rivales de Marc por el título, a diferencia de Quartararo y Maverick.

Veremos qué estrategia adopta la marca de Iwata esta semana en Brno. Limitar la potencia de los motores empleados en Jerez-Ángel Nieto podría ser una solución, pero las largas rectas del trazado checo pueden ser un handicap imposible de compensar en las curvas para Fabio, Maverick, Franco y Valentino. Aunque no tan ingente como salir desde el 'pit lane' en caso de tener que estrenar un sexto 'corazón'.