MOTOGP

Recaída de Márquez: le operan una segunda vez del húmero

El campeón vuelve al quirófano para reemplazar la placa de titanio con la que corrigieron su fractura de húmero por haber sufrido daños por estrés. Estará 48 horas en el hospital.

Todo iba bien, tanto que hasta Marc Márquez pudo sorprender de nuevo al mundo, si es que no lo había hecho suficientes veces antes, al subirse a su Honda el sábado de Jerez para intentar correr allí el GP de Andalucía, segunda cita de MotoGP. Al final, decidió no hacerlo por el dolor y por precaución, pero ahora, su recuperación ha recibido un frenazo de lo más inesperado: ayer tuvo que pasar una segunda vez por el quirófano. La placa de titanio con la que corrigieron la fractura del húmero de su brazo derecho había sufrido daños debido al estrés generado en la zona y le volvieron a operar en el Hospital Universitari Dexeus de Barcelona, el mismo por el que ya pasó el martes 21 del pasado mes de julio.

El Dr. Mir y su equipo fueron los que se encargaron de nuevo del brazo del campeón en una intervención que fue todo un éxito dentro de lo negativo de la noticia en sí y que el propio doctor explica así: "Marc fue operado hace 13 días y hoy (por ayer) regresó a la sala de operaciones. La primera operación fue exitosa, lo que no se esperaba era que la placa resultara insuficiente. Una acumulación de estrés en el área operada ha causado que la placa sufra algún daño, por lo que la placa de titanio se ha eliminado y reemplazado por una nueva fijación".

"El piloto no ha sentido dolor durante este período. Siempre ha seguido el consejo médico y la sensación de su cuerpo. Desafortunadamente, un exceso de estrés ha causado este problema", añade el Dr. Mir en el comunicado del Repsol Honda por el que se informó de la noticia a las 21:44 de la noche y donde también señala que ahora tienen "que esperar 48 horas para comprender el tiempo de recuperación" de Márquez. Tras esta nueva operación, el campeón está obligado a volver a tirar de heroica para intentar correr este fin de semana en Brno, en el GP de la República Checa.

Esta segunda intervención cae como una bomba en el Mundial, en el Repsol Honda, en los fans del 93 y, sobre todo, en el propio Marc. Y es que el domingo, cuando subió un vídeo en sus redes sociales ejercitando su brazo operado con maquinaria de gimnasio, seguro que no esperaba una recaída tan importante como esta. "Vamos dando pasitos para intentar llegar lo mejor posible al GP de la República Checa", escribía. Un día después, dio uno para atrás... En caso de no correr el domingo, tendría demasiados obstáculos por delante para poder luchar por el título este año. De todos modos, habrá que esperar esas 48 horas para saber si tiene alguna opción. Den por hecho que por él, lo intentará como sea. Los héroes nunca se rinden.