FÓRMULA 1

Red Bull y Mercedes suben el tono en su "batalla de poder"

Los energéticos han puesto dos reclamaciones al equipo campeón en Austria y el toque de Hamilton a Albon no sentó bien. La sanción, tampoco.

Lewis Hamilton (Mercedes W11) tocó a Alex Albon (Red Bull RB16) en el GP de Austria de F1 2020.
Bryn Lennon

Red Bull protagonizó, para mal, el GP de Austria. Max Verstappen abandonó por un problema en la electrónica de su RB16 que todavía no tiene explicación oficial, pero que volvió el coche inconducible, y Alex Albon acabó en la grava cuando intentó adelantar a Lewis Hamilton. El británico fue sancionado con cinco segundos y es el epílogo de un fin de semana de trifulcas, reclamaciones y penalizaciones entre la firma energética y Mercedes. Primero consultaron si el DAS era legal, con un contundente sí de la FIA. El domingo por la mañana reclamaron hasta que Lewis fue sancionado en la parrilla (se saltó una bandera amarilla el sábado). Y todo termina con el toque al tailandés, que arruinó una factible victoria en Spielberg.

Christian Horner ataca a Hamilton: "Alex hizo una gran carrera, estratégicamente tomamos la decisión correcta y al reinicio había pasado a Lewis, pero inexplicablemente y por segunda vez en tres carreras, Lewis le golpeó y le sacó de la carrera. Fue un error de Lewis, que recibió una penalización, pero sigue siendo doloroso para Alex". Albon, aún en caliente, aseguró: "Debo ser cuidadoso con lo que digo, pero podíamos haber ganado fácilmente la carrera. Creo que había adelantado por completo a Lewis Ya estaba pensando en ir a por Bottas en la siguiente vuelta, pero el contacto llegó tan tarde que me sorprendió. Estaba en el lado correcto de la pista y le di espacio para que dependiera de él si quería chocar o no". Se reedita el toque de Brasil 2019, cuando Hamilton se llevó por delante a Albon mientras intentaba remontar.

Hamilton y Mercedes no están de acuerdo

No obstante, Mercedes no está de acuerdo con esa lectura. Para Toto Wolff, "pedir una aclaración el viernes (del DAS) es justo. Pedir una revisión a una decisión si tienes nuevas evidencias… es justo. Pero la penalización de la carrera es demasiado dura". Y para el otro implicado, Lewis Hamilton, fue "un incidente de carrera".

"Tengo un respeto enorme por Alex, tiene muchísimo talento y es joven y no estoy enfadado con él por nada. En Brasil fui directo con él porque fue mi error, mi problema. Lo encaré con dignidad. Pero hoy, en mi opinión, fue un incidente de carrera. Él tenía un neumático en mucho mejor estado. Yo entré bloqueando, pero defendiendo mi posición, e hice una línea en la curva como se hace normalmente. Desafortunadamente chocamos y yo no quiero tocar a nadie. Aun así, respeto la decisión de los comisarios y me disculpé antes de ver la repetición", sostiene el campeón, que no entra a valorar los recurrentes reproches entre estas dos escuderías, aunque concede: "Es una batalla de poderes".