FÓRMULA 1

Red Bull enfanga el invento

La FIA concluye que el DAS de Mercedes es legal tras una denuncia del equipo austriaco, que solicitó una aclaración subrayando que altera la suspensión.

Valtteri Bottas (Mercedes W11). Austria, F1 2020.
Peter Fox

Nueva temporada, viejas polémicas: el DAS de Mercedes que sorprendió y desconcertó a todos en la Fórmula 1 puede protagonizar las próximas horas, o quizás semanas. Red Bull pidió información a la FIA al respecto del dispositivo que incorpora el coche alemán y que permite corregir la convergencia de las ruedas con el coche en marcha utilizando una dirección de dos ejes (izquierda y derecha; delante y detrás). Puso una denuncia y los comisarios fueron manos a la obra en busca de una posible vulneración del reglamento técnico.

A última hora del viernes, la FIA emitió el veredicto con un extenso documento que incluye los razonamientos de los comisarios y que exonera a Mercedes de cualquier ilegalidad, declarando legal al DAS porque, al pie de la letra, no es un sistema de suspensión, sino un sistema de dirección. "Es funcional como parte de la dirección y se beneficia de las exepciones implícitas para ciertas reglas de la suspensión aplicables a la dirección", concluye el comunicado oficial, firmado a las 00:30 horas del sábado. En la fábrica energética consideraban que su su activación tiene efectos directos en la suspensión delantera y la altura del coche, dos características que deben ser invariables en competición, y aseguran que "incumplieron los artículos 3.8 y 10.2.3" durante los libres.

El funcionamiento del DAS.

El uso del DAS estará expresamente prohibido en la reglamentación de 2021, pero es legal en 2020.

"Es una zona gris del reglamento"

Christian Horner, jefe del equipo de Verstappen y Albon, avanzó: "Es un sistema muy inteligente, todo el crédito para quien lo ideó, pero la cuestión fundamental es saber si cumple con las normas en una zona gris del reglamento. Nosotros lo que queremos es claridad, porque tiene un impacto para el resto de la temporada y va a estar prohibido el año que viene. Yo me pregunto, ¿es correcto este año? Es lo que le vamos a preguntar a la FIA por los canales habituales".

Al otro lado del tablero está Toto Wolff, director de competición de Mercedes, que responde: "Respeto la posición de Christian, la claridad siempre es buena. Nosotros pensamos que estamos en el lado correcto, se ha hablado mucho con la FIA y por eso lo llevamos en el coche". El dirigente austriaco pide prudencia: "Es un momento sensible, todos los equipos son conscientes, es justo pedir una aclaración pero no queremos acabar con un enorme debate el domingo. Creo que Christian tomará las acciones correctas. La controversia en torno a una innovación siempre ha sido parte de la F1".

Posibles usos del DAS

El DAS tiene múltiples usos: al modificar la desviación de las ruedas se pueden fijar en paralelo en las rectas, para reducir la resistencia, y devolver a su posición original en las curvas. También puede tener aplicaciones a la hora de corregir un desgaste irregular de los neumáticos o un sobrecalentamiento que no afecte a toda la superficie de la goma. Es una herramienta nueva, y las circunstancias de parón y cierre han impedido al resto de equipos estudiar su implantación. No obstante, otras fuentes indican que es más efectista que efectivo y no tiene una incidencia enorme en las prestaciones del W11.

Mientras tanto, Mercedes desvía la atención recuperando el otro debate previo al GP de Australia, el acuerdo privado que firmaron Ferrari y la FIA para resolver la investigación sobre sus motores y que encendió al resto de fabricantes. “En estos tiempos de transparencia, un buen gobierno es importante. No estamos contentos”, opina Wolff. Para Horner, "es incómodo que se alcance un acuerdo sobre la legalidad y cumplimiento de un coche, te hace dudar porque un coche es legal o es ilegal". Mattia Binotto, jefe de Ferrari, zanjó: "No se iba claramente contra las normas, porque habríamos sido descalificacdos en ese caso. Ningún equipo quiere liberar sus diseños".