F1 | MCLAREN

"Carlos Sainz lo tiene todo para ser competitivo en Ferrari"

Andreas Seidl, jefe de McLaren, a AS: "Con lo que demostró en 2019, lo tiene todo para ser un gran piloto". Habla de la crisis financiera y el futuro del equipo.

Andreas Seidl y Carlos Sainz.
Zak Mauger

Vuelve la Fórmula 1 este domingo con el GP de Austria, pero han sido semanas convulsas en Woking mientras McLaren encaraba serias dificultades financieras solventadas en las últimas horas con un préstamo del Banco de Bahréin. Andreas Seidl, jefe de la escudería, comparte impresiones con un reducido grupo de medios, entre ellos AS, sobre el regreso de la competición, la situación de la firma británica o el futuro de Carlos Sainz, que abandonará el equipo en diciembre rumbo a Ferrari.

-¿Le cogieron por sorpresa las negociaciones de Ferrari y Carlos Sainz?

-Siempre hemos tenido una comunicación transparente con Carlos. Después de su sólido 2019 no fue una sorpresa que otros equipos estuvieran detrás de él. Nos lo dijo pronto él mismo y le permitimos que explorara la oportunidad para tener claridad. Con todo lo que demostró Carlos el año pasado, más la experiencia que tiene por su pasado en otras escuderías antes, creo que lo tiene todo para ser un gran piloto y tiene todo lo necesario para ser competitivo en Ferrari.

-Es un piloto que se involucra en el desarrollo del coche. La próxima salida afectará a su rol en el equipo?

-Carlos es profesional y nosotros también, no veo ningún problema. Trabajaremos igual, maximizando nuestros resultados como escudería y con los pilotos. En cuanto a trabajar juntos, tampoco veo cambios. Lo mejor es tener una relación abierta y transparente, Carlos es conocido por sus aportaciones en el desarrollo del coche y no pensamos cambiar nada en ese aspecto.

-¿Por qué tomaron tan rápido la decisión de fichar a Ricciardo?

-Es simple, mi responsabilidad junto con Zak es que tengamos una alineación ‘top’. Me preocupa esta temporada, pero me preocupa aún más en el futuro. No queríamos empezar los movimientos en desventaja y una vez supimos que Carlos quería explorar la oportunidad de ir a otro equipo, iniciamos las conversaciones con Daniel, continuando las que mantuvo Zak hace tres años. Estoy contento con el resultado, es un ganador de carreras probado y esa es una referencia que no teníamos en nuestra alineación. Y creo que junto con Lando serán dos grandes embajadores de McLaren dentro y fuera del coche. Al mismo tiempo, queda una temporada por delante con Carlos y Lando y espero que podamos luchar por el cuarto puesto en constructores.

-¿Ricciardo estaba avisado de estas dificultades financieras?

-Como siempre, soy directo y transparente y Zak también. Tuvimos una discusión abierta y Daniel fue informado de lo que estaba pasando. Nunca dudamos que McLaren estará en la parrilla del año que viene. Me preguntaron mucho si estaba preocupado por la situación económica de McLaren, y claro que ha sido un periodo complicado, pero estuve en permanente contacto con Zak y siempre han buscado las mejores opciones de inversión que nos sitúen en una buena posición. Esto nos situará en una posición sostenible financieramente y siendo un equipo independiente, nos permitirá competir en un terreno de juego más equilibrado.

-La crisis financiera de McLaren, ¿tiene impacto a corto plazo? ¿Retrasan planes como la construcción del túnel de viento?

-Realmente, no afectan en nada para este año o el próximo, seguimos nuestro plan fijado en invierno. Al inicio de esta crisis tuvimos que detener todos los trabajos de infraestructuras y aún ahora, sin saber cómo serán nuestros ingresos este año, debemos ser cautos. Como podéis imaginar estoy insistiendo para que todo se ponga en marcha tan pronto como se pueda, es clave porque tenemos un déficit en comparación con los equipos grandes.

-¿Este parón puede beneficiar a alguna escudería?

-No lo creo, y tampoco para el año que viene. Espero la misma situación entre los tres grandes y la zona media. Sí podemos esperar que Racing Point esté muy fuerte por cómo han trabajado junto a Mercedes. Será una lucha intensa, pero no creo que estos equilibrios cambien hasta 2022 o 2023.