MOTOGP I CARLO PERNAT

"Ducati le puso una cruz a Márquez tras Malasia 2015"

"Ahora, tal vez ha desaparecido. Creo que Marc también quiere ganar con otra moto porque Rossi lo ha hecho", asegura Carlo Pernat, mánager de pilotos.

Valentino Rossi y Marc Márquez, durante la carrera de MotoGP en Malasia de 2015.

"Tengo 27 años, tengo un contrato por otros cuatro años. Nunca se sabe. He escuchado a personas que dicen que tengo que ganar con otra moto, pero tomé una decisión de corazón. Honda me dio la oportunidad subir de Moto2 y ganar. Escuché a Ducati, quien pidió información, pero el proyecto de Honda fue el mejor desde el punto de vista deportivo. En este momento digo que no, pero en el futuro nunca se sabe". Esta fue la respuesta que Marc Márquez dio a principios de mayo en una entrevista en 'Sky Sports Italia' tras ser preguntado por su renovación hasta 2024 con Honda y el interés que siempre ha exhibido Ducati por hacerse con sus servicios en el Mundial de MotoGP.

Un viejo deseo, ver liderar a Márquez el proyecto de Borgo Panigale en la clase reina, que durante un tiempo estuvo prohibido en la región de Emilia-Romaña tras el incidente que protagonizó el de Cervera con Valentino Rossi en el Gran Premio de Malasia 2015.

"En 2015, Ducati y Philip Morris lo querían fichar, pero después de lo que sucedió en Malasia con Valentino Rossi, se le puso una cruz a Marc", afirma Carlo Pernat, mánager de pilotos y comentarista deportivo, en 'GPOne' antes de aventurar que los caminos del español y la marca de Bolonia terminarán cruzándose en el campeonato. "Ahora, tal vez esta cruz ha desaparecido. Creo que Márquez también quiere ganar con otra moto porque Valentino lo ha hecho".

Así mismo, el representante de Génova asegura que Jack Miller tiene todas las cualidades para hacerlo bien a lomos de la Desmosedici: "Soy un gran seguido de Jack. Tiene todas las características para hacerlo bien. No sé si es el hombre adecuado para ganar el campeonato, pero sin duda es un gran fichaje. En Ducati siempre han hecho contratos de dos años. Ahora parece que han cambiado la estrategia tanto en el equipo oficial como en el Pramac Racing. Siempre esperan encontrar al nuevo Stoner y, en consecuencia, siempre tienen un asiento libre".