RALLYS

Fin de cuarentena para el WRC

A partir de junio los equipos oficiales pueden retomar la actividad y hacer test, aunque ahora todos esperan una decisión sobre el Rally de Finlandia.

Un test del equipo M-Sport de Ford.
Chris Freer

Llega junio y se acaba la cuarentena. El Mundial de Rallys retoma la actividad tras el obligado parón provocado por la pandemia del coronavirus. La Federación Internacional de Automovilismo prohibió los test para los equipos oficiales hasta el 31 de mayo, con lo que a partir de esta semana pueden 'volver al tajo', aunque ahora todos están muy pendientes de lo que ocurre con el Rally de Finlandia.

Los equipos están discutiendo cómo volver al trabajo, y si conviene hacer un ajuste de las normas. Por reglamento tienen limitados los días de test a 42 por equipo, lo que suponen 3 días por rally, y 1 día por piloto antes de cada prueba. Como se han suspendido o aplazado Argentina, Portugal, Italia y el Safari de Kenia, algunos han pedido que se reduzcan los días totales para mantener el promedio anterior, aunque parece que no hay acuerdo al respecto.

En cualquier caso, muchas formaciones siguen con problemas logísticos de desplazamiento por culpa de la pandemia, por lo que no está claro cuándo van a volver al 'curro'. Y lo que más preocupa es saber su Finlandia va a mantenerse en su fecha prevista (6 al 9 de agosto), o si finalmente se traslada a la de Nueva Zelanda (3 al 6 de septiembre), que todo el mundo da por cancelada. La decisión no se va a hacer esperar, ya que depende de un comunicado oficial del gobierno finlandés en los primeros días de junio.

Pero aunque en Finlandia den el visto bueno para hacer el rally en su fecha, otros condicionantes pueden provocar su cambio de fecha, ya que la FIA quiere asegurar que todos los participantes puedan viajar, algo que se complica en algunos países como Gran Bretaña (fuera del tratado Schengen) o Suecia (muy afectado por el Covid-19).

Durante esta cuarentena sólo un piloto (que se sepa) ha conducido un coche de rallys. Se trata del campeón Ott Tanak, que el pasado fin de semana se puso al volante de un Hyundai de la categoría R5 en Estonia. No ha incumplido las normas, ya que los test se prohibieron sólo para los coches oficiales, y no fue este el caso.