FÓRMULA 1

Renault da un espaldarazo a su escudería de Fórmula 1

Se prevé un ajuste de 15.000 puestos de trabajo en la estrategia de la compañía para superar la crisis, pero Delbos confirma que siguen en el Mundial.

Renault.
Christian Hartmann

Renault anunció este viernes un plan de ajuste de más de 2.000 millones de euros en el que no se menciona a la Fórmula 1. Durante los próximos tres años avanzan que habrá cerca de 15.000 despidos, al menos una tercera parte en Francia, y si bien se fijan medidas concretas sobre su alianza con Nissan y Mitsubishi, en ningún caso se habla de las actividades de competición del fabricante del rombo. Y unos minutos más tarde, la CEO interina de la compañía, Clotilde Delbos, respondía directamente en una rueda de prensa: "Lo decimos públicamente, confirmamos que queremos quedarnos en la Fórmula 1. Bajo las nuevas reglas, es una buena inversión para nosotros. F1, aquí estamos y estaremos".

El ahorro que esperan alcanzar "optimizando costes generales y de márketing" asciende a 700 millones de euros. Otros 800 millones se deben recortar simplificando estructuras de desarrollo e ingeniería, y al menos 650 millones provendrán del ahorro en las plantas de producción. De los 4 millones de vehículos que fabricó Renault en 2019 se pasará a 3,3 millones en 2024. Además, la electrificación será prioritaria. Igualmente, se mencionan cambios de actividades en las diversas sedes de la firma, pero no a Enstone, hogar del equipo de F1, ni Viry-Chatillon, fábrica de motores y sede de Renault Sport.

Renault F1 sigue en pie

Durante los últimos meses se ha puesto en duda el futuro de Renault en la Fórmula 1, no sólo por la crisis económica que acompaña a la pandemia, también por los pobres resultados de un proyecto que prometía luchar por títulos a estas alturas de la competición. Regresaron en 2016 recomprando Lotus, pero la progresión ascendente hasta 2018 (fueron cuartos en Constructores) se frenó en seco el pasado año, superados por McLaren en esa pelea por ser el mejor del resto. Ricciardo abandona el barco el año que viene rumbo a Woking y necesitan un piloto que lidere en la pista junto a Esteban Ocon a partir de 2021. Han pensado en Fernando Alonso, aunque también se les relaciona con Sebastian Vettel y Valtteri Bottas. Y Cyril Abiteboul, máximo responsable de la escudería, se ha hartado repitiendo que el equipo no desaparece.

El plan de medidas presentado por la FIA para contener el gasto en la Fórmula 1 al menos será un incentivo para quedarse: los coches de 2021 serán casi idénticos a los de 2020, la inversión ya está hecha, y tampoco habrá margen de mejora en los motores. Con un techo de gasto inferior al presupuesto actual de Renault, su continuidad parece ahora factible al menos hasta 2022, cuando el nuevo reglamento técnico exigirá la construcción de un monoplaza desde cero.