DAKAR

El desgarrador testimonio del cuñado de Paulo Gonçalves

Cuatro meses después del fallecimiento del portugués en el Dakar, Joaquim Rodrigues recuerda cómo vivió el momento y lo duro que ha sido recuperarse de aquello.

Paulo Gonçalves y Joaquim Rodrigues.

2020 está siendo un año tristemente trágico, pero para algunos ya lo era antes incluso de que el coronavirus se convirtiese en pandemia poniendo al mundo del revés. Así lo fue al poco de empezar para la caravana del Dakar por la pérdida en carrera del portugués Paulo Gonçalves, evidentemente, sobre todo para su familia. Entre ellos, su cuñado, el también piloto Joaquim Rodrigues que vivió en primera persona los momentos posteriores al fatídico accidente que acabó con la vida de Gonçalves en la séptima etapa entre Riad y Wadi Al Dawasair.

Cuatro meses después de aquel día, Rodrigues ha encontrado la fuerza para seguir adelante tras un golpe tan duro y así lo ha querido demostrar con un mensaje en su 'Instagram' que comienza de la siguiente manera: "Mi familia probablemente sufrió la mayor conmoción de nuestras vidas, y estos meses han sido devastadores […]. He vivido este sufrimiento muy duramente, principalmente debido a todo lo que viví en ese desierto la mañana del domingo 12 de enero, domingo en el que viví el mayor trauma de mi vida".

Y es ahí cuando Joaquim recuerda lo peor, "la desesperación de tener a Paulo acostado en mis brazos mientras todos tratábamos de traerle de vuelta entre los gritos y el llanto sintiéndome impotente, llamando a mi hermana...": "Sin querer creer que estaba siendo real y pensando que estaba en una película o alguna pesadilla, una pesadilla que me ha estado perturbando psicológicamente hasta hoy, que me ha llevado días y días despertándome en medio de la noche llorando, asustado aferrado a mi pareja, perdido sin saber a dónde ir..."

"Pasé cuatro meses en el sofá cayendo en una depresión profunda cada día que pasaba, con ganas de renunciar a todo [...]. Estaba encerrado en mi mundo deprimido y terminé perdiendo a personas importantes en mi vida, estaba completamente solo y perdido...", cuenta el portugués en un testimonio desgarrador… al que ha conseguido dar la vuelta: ¡Hoy escribo porque es hora de cambiar! Ha llegado el momento de moverme de nuevo, así que decidí salir de este agujero negro ¡y volveré al Dakar!".

Rodrigues estará en la salida del siguiente Dakar de Arabia Saudí (y ya veremos si otros países), la mejor forma posible de rendirle homenaje a su cuñado: "¡Continuaré en honor a Paulo, mi amigo, mi pareja y mi familia! Afortunadamente tengo un equipo, el Hero Motorsports, que nunca nos dejó de apoyar, un equipo donde siento que era una segunda familia, hablamos y ¡debería volver a subirme a una moto la próxima semana con las nuevas pruebas de preparación 2020 en Portugal!". Será un nuevo comienzo. Por Paulo.