MOTOGP

La idea que Honda rechazó y habría dado 'la Décima' a Rossi en plena guerra contra Márquez

"Sugerí al vicepresidente de HRC que Márquez y Pedrosa dieran sólo una vuelta y regresasen al garaje después", revela Livio Suppo sobre el GP de la Comunidad Valenciana 2015.

La idea que Honda rechazó y habría dado 'la Décima' a Rossi en plena guerra con Márquez

"Sucedió que dos pilotos 'alfa' chocaron. El nuevo campeón contra el viejo león". Así comienza su relato Livio Suppo en 'Moto.it' sobre la historia de desencuentros que protagonizaron Marc Márquez y Valentino Rossi en el Mundial de MotoGP 2015 y cuyos efectos aún siguen vigentes en el campeonato.

Suppo, que por aquellos tiempos poseía el cargo de 'Team Principal' del Repsol Honda, recuerda que la primera desavenencia importante entre Rossi y Márquez se produjo en la fiesta privada que la fábrica del ala dorada siempre organiza después del Gran Premio de Australia. 'Il Dottore' acudió a esta velada, al igual que otros pilotos de la parrilla, y al ver allí a Marc, se acercó al español para volver a desaprobarle que hubiera ralentizado adrede su ritmo durante la carrera para beneficiar a Jorge Lorenzo, su máximo rival por el título aquel año.

Una representación de los acontecimientos sucedidos hace un lustro en la isla ubicada a 140 kilómetros de Melbourne que no comparte el exjefe del octocampeón: "Philip Island fue una carrera increíble. Honda siempre ha organizado una fiesta allí y otros pilotos vienen. Aquella noche, Rossi vino. Fue la primera vez que le dijo algo a Márquez. Sin embargo, aquella fue una carrera clásica de Phillip Island. No sólo a mi entender. Sólo hay que mirar los tiempos. Sin embargo, que como se puede ver, fue una mala epoca para el motociclismo".

Unas diferencias entre el 46 y el 93 que aumentaron en el Gran Premio de Malasia 2015, donde después de un primer rifirrafe durante los entrenamientos del sábado que Dirección de Carrera no vio conveniente investigar y otras incendiaras declaraciones por parte del italiano hacia el español, Marc Márquez terminó fuera de carrera en Sepang tras un gesto de Valentino Rossi que, para unos fue una patada y para otros un acto reflejo al sentir la cabeza de Márquez sobre su pierna, le costó salir último en la parrilla del Gran Premio de la Comunidad Valenciana 2015.

Una definitva prueba en Cheste que proclamó tricampeón a Lorenzo después de ganar una cita donde Márquez y Dani Pedrosa descorcharon el champán junto al balear. Una zona de honor que podría haber sido distinta si Shuhei Nakamoto (exvicepresidente de HRC) hubiera aprobado la propuesta de Livio Suppo: "En Valencia había una gran tensión. Le sugerí a Nakamoto que Márquez y Pedrosa dieran sólo una vuelta y regresasen al garaje después. No pude estar con Nakamoto por un gran número de razones aquel día. Al final, ellos corrieron y la carrera fue como fue. Está claro que al final del gran premio, Marc parecía absolutamente indefendible. Yo había imaginado 1.000 escenarios posibles, pero uno tan malo no. Pero creo que es absolutamente humano que, después de todo lo que había sucedido en las semanas anteriores, Marc hiciese lo que hizo".

"¡Qué asco! ¿Te lo dije o no te lo dije?", llegó a decir Rossi a Carmelo Ezpeleta tras la carrera para más tarde acusar a Jorge, Marc y Dani de biscotto (pasteleo). Porque en caso de haber autorizado Nakamoto la idea de Suppo y haber ordenado a sus pilotos dar una vuelta al trazado valenciano y volver al box nipón para observar desde allí el desenlace del gran premio, 'Il Dottore' habría conseguido su ansiada décima corona en Valencia ya que habría terminado segundo, el puesto que necesitaba en caso de que su compañero en la marca de Iwata viera antes que nadie la bandera a cuadros en Cheste y que no pudo lograr porque cuando remontó hasta la cuarta posición desde el fondo de la parrilla, el trío español ya se encontraba muy lejos. Otra coyuntura hubiera sido si Marc Márquez habría aceptado esta orden y su posterior reacción. Pero esa es una historia que nunca sabremos.