FÓRMULA 1

La F1 se prepara para carreras de mínimos por el coronavirus

Brawn dice en Reuters que ha pedido a los equipos que desplacen a los circuitos a la gente indispensable para un gran premio. No habrá carrera si una escudería no tiene permiso para entrar.

La Fórmula 1 sigue en marcha, al menos de momento, en lo que se refiere a las tres primeras carreras del calendario 2020, que son Australia (15 de marzo), Bahréin (22 de marzo) y Vietnam (5 de abril). El organizador de la prueba de Melbourne confirmó que no se prevén más prohibiciones o suspensiones a los viajeros y la cita de Shakir ya ha pedido detalles de vuelo o países visitados a quienes se vayan a desplazar. En cualquier caso, sobrevuelan las dudas cuando muchos estados están impidiendo la entrada o forzando cuarentenas a quienes vengan de Italia, el país de Ferrari, Pirelli, Alpha Tauri o el fabricante de frenos Brembo.

Ross Brawn confirma a Reuters que no habrá carrera del Mundial si se impide la entrada a una escudería: "Si un equipo no tiene permiso para entrar en un país no podemos celebrar una carrera. No una carrera del Mundial de Fórmula 1, en cualquier caso, porque eso sería injusto. Obviamente si un equipo decide por su cuenta no ir a una carrera, esa sería su decisión. Pero si no se permite ir a una carrera por la decisión de un país, es complicado tener una competición justa".

"Hay muchas cosas en marcha y la situación cambia día a día, es difícil tener algo definitivo pero encontraremos soluciones. Es una situación muy seria que no quiero subestimar, pero intentamos tener carreras y debemos hacerlas de forma responsable. Minimizamos la gente en el paddock y estamos pidiendo a los equipos enviar el mínimo de personas que necesitan para una carrera", traslada el director deportivo de la Fórmula 1.

En cuanto a Vietnam, otra prueba que genera muchas, muchas dudas tras la suspensión del GP de China (previsto inicialmente para el 19 de abril): "Quieren que se celebre la carrera pero a la vez deben proteger a su población. Estamos viendo qué soluciones encontramos para asegurarnos de que todos están cómodos con los acuerdos". Entre los escenarios que se barajan se pueden suspender una, dos tres o ninguna carrera. El Mundial puede empezar en Zandvoort, ya en mayo.

Ferrari quiere seguridad

Mattia Binotto, jefe de Ferrari, pide a la FIA y a Liberty que se aclare la situación de los viajeros provenientes de Italia en los países que debe visitar el campeonato próximamente. "Nos iremos a Australia en una semana y tanto la F1 como la FIA están discutiendo con las autoridades locales y los promotores. Nosotros queremos seguridad sobre cuál será la situación. Sabemos que puede haber dificultades para personas que lleguen de Italia y debemos entender qué puede pasar en esa situación. Pero obviamente, como Ferrari, intentamos proteger al máximo a nuestros empleados", traslada el dirigente suizo. En su caso, ya han suspendido el test que tenían fijado en Fiorano para esta semana con Pirelli. Ahí debían probar este jueves las ruedas de 18 pulgadas y los compuestos experimentales del fabricante italiano para 2021.