MOTOGP

Yamaha y Suzuki están ya listas; Honda y Ducati todavía no

El test de Qatar deja muy buen sabor de boca para Maverick, Quartararo o Rins, y muestra dificultades técnicas para Márquez y dudas sobre Dovizioso.

Marc Márquez con la Honda en Qatar.

En los test no se reparten los puntos, pero sí que se acumula un valioso trabajo para el arranque de la temporada y, a veces más importante, se carga la moral de los pilotos, o se descarga, en función de los resultados.

Por eso, tras lo visto en el ensayo de Qatar, a una semana de que arranque el Mundial de MotoGP en ese mismo escenario el 8 de marzo, se puede decir que las Yamaha y las Suzuki están ya listas, que Honda y Ducati aún no y que KTM y Aprilia siguen evolucionando, pero está por ver si eso será suficiente para recortar sus desventajas con las cuatro grandes fábricas.

Yamaha: Maverick está enorme

Maverick con la Yamaha.

Maverick Viñales está enorme. Se le ve a gusto sobre la nueva Yamaha M1, favorecido entre otras cosas por lo bien que se han adaptado los Michelin a su mecánica y, como él dice, "con los deberes hechos". Ha rodado más rápido que el año pasado, cuando también dominó el test, y esta vez ha superado la barrera del 1:54 para parar el crono en 1:53.858. Si por él fuera, la carrera podría ser mañana mismo y estaría para intentar lograr la victoria, porque también es el que más ritmo tiene.

La de Mack no es la única alegría para Yamaha. Morbidelli ha terminado segundo con la M1 de 2019 y Quartararo lo ha hecho tercero, demostrando también que tiene muy buen ritmo. En cuanto a Rossi, es animal de carreras y no debería ser muy preocupante su duodécimo a cuatro décimas de la cabeza.

Suzuki: Parece la mejor moto

Álex Rins con la Suzuki.

No se puede asegurar siempre con certeza cuál es la mejor moto de la parrilla, pero cunde la sensación de que esa etiqueta podría recaer sobre la Suzuki o, como mínimo, la de que es la moto más equilibrada. Gira bien con el nuevo chasis que permite un gran paso por curva y el motor es una evolución del año pasado, que ya era mucho mejor que el de 2018. A todo ello, saben sacarle partido Rins y Mir, que han acabado cuarto y sexto en este ensayo qatarí. Álex tiene ritmo, no tan bueno como el de Maverick y Fabio, pero lo tiene, y Joan ya no es un novato sino un aspirante a estrenarse en el podio cualquier día.

Honda: Más problemas que el hombro de Márquez

Marc Márquez con la Honda.

El hombro derecho de Marc Márquez ha condicionado buena parte de su pretemporada, pero la gente de su entorno asegura que la recuperación va según los plazos previstos y que no hay que alarmarse. El año pasado ya arrancó así y ya se sabe cómo acabó después… arrasando. Lo que sí le preocupa al campeón es que la Honda siga siendo una moto difícil. Su hermano Álex no se ha hecho a ella en esta pista y ha acabado penúltimo. Nakagami ha terminado octavo y Crutchlow en un alarmante decimoctavo. Bien es cierto que la RC213V siempre sufre en Qatar, y que luego Marc pone lo que le falta a la moto para pelear por la victoria hasta la misma línea de meta, pero también que tienen que mejorar esa mecánica para facilitar la vida a sus pilotos.

Ducati: A la espera de Dovizioso

Andrea Dovizioso con la Ducati.

Lo mejor que se puede decir de Ducati es que el año pasado Dovizioso acabó decimoquinto este ensayo y luego ganó la carrera. El italiano lo ha hecho ahora décimo a medio segundo de la cabeza, con lo que habrá que seguir contando con él, pero no mete miedo. Se están esforzando en el box rojo en entender cómo trabajan los nuevos Michelin. Su compañero Petrucci continúa en paradero desconocido y de los satélites el más brillante es Miller. El australiano fue la mejor Desmosedici del test con la quinta plaza.

KTM: Binder quiere sumar como Pol

Pol Espargaró con la KTM.

KTM continúa creciendo, año tras año, y lo que está por ver es si en esta ocasión se habrán acercado más que nunca a las cuatro grandes fábricas. A su favor cuenta con la casta de Pol Espargaró, que siempre lo da todo, y que Binder no parece ser un novato cualquiera. Bajo los focos de Losail ha firmado un sorprendente y brillante noveno puesto a cuatro décimas de la cabeza. Ha sido, de lejos, el mejor novato de este ensayo, sacando un segundo a su compañero de marca, Lecuona, aunque éste está en el equipo satélite, y 1.2 a Álex Márquez.

Aprilia: En manos de Aleix Espargaró

Aleix Espargaró con la Aprilia.

La nueva Aprilia tiene potencial, tanto que Aleix Espargaró llegó a decir que con ella sí se ve luchando por los puestos de podio. Le guste o no a su compañero Iannone, que se empeña en atribuirse el mérito de los cambios mecánicos, el de Granollers volverá a ser la gran baza de la casa de Noale para lograr resultados que les motiven para seguir creciendo a nivel técnico.