MOTOGP I CARMELO EZPELETA

"El gran desastre entre Rossi y Márquez aún no está resuelto"

"Puedo ver en cada gran premio cómo están las cosas realmente y no se ha resuelto", asegura Carmelo Ezpeleta en una entrevista en 'GPOne'.

"El gran desastre entre Rossi y Márquez aún no está resuelto"

"No. El gran desastre de 2015 está terminado públicamente, pero en realidad no ha terminado. No estoy dentro de ninguna de sus cabezas, pero puedo ver durante las reuniones de los grandes premios cómo están las cosas realmente y no se han resuelto". Esta es la confesión que ha realizado Carmelo Ezpeleta en una entrevista con 'GPOne' tras preguntarle por la relación que mantiene Valentino Rossi con Marc Márquez en el Mundial de MotoGP.

'12+1' son los capítulos que han protagonizado ambos pilotos desde que Márquez debutase en la clase reina hace siete años, si bien Ezpeleta hace referencia al episodio del Gran Premio de Malasia 2015. Después de un primer rifirrafe entre el español e italiano durante los entrenamientos del sábado que Dirección de Carrera no vio conveniente investigar y unas incendiaras declaraciones por parte de 'Il Doctore' hacia el octocampeón, Marc se dedicó en la carrera a cortar gas y dejar sin espacio a Valentino hasta la sexta vuelta, cuando tras un gesto que para unos fue una patada y para otros un acto reflejo al sentir la cabeza de Marc Márquez sobre su pierna, el piloto de Cervera terminó en el suelo de la curva 14 y fuera de carrera.

Una tensión que se trasladó más allá de los límites del asfalto de Sepang nada más concluir la prueba. "Buena carrera, ¿eh? Preciosa", fue el reproche que el 46 dedicó al 93 en la sala de los comisarios, que sentado en un sofá, y sin moverse, le respondió: "Y buena patada", mientras Lin Jarvis, Massimo Meregalli, Livio Suppo y Emilio Alzamora intentaban calmar los ánimos al sur de la ciudad de Kuala Lumpur.

El resto de la historia es de sobra conocida. Mike Webb junto con Franco Uncini, Loris Capirossi y Javier Alonso acordaron que el piloto de Urbino debería salir último en la parrilla del Gran Premio de la Comunidad Valenciana 2015, último gran premio de la temporada. Dos semanas después y tras la negativa del TAS a revocar este castigo, Márquez y Dani Pedrosa escoltaron a Jorge Lorenzo en el podio de Cheste, que gracias a este triunfo y el cuarto puesto de Valentino Rossi, pudo lograr su último título en MotoGP. "¡Qué asco! ¿Te lo dije o no te lo dije?", llegó a decir Rossi al CEO de Dorna para más tarde acusar a los tres pilotos españoles de biscotto (pasteleo).

Una polémica que no tuvo un período de tregua hasta el 5 de junio de 2016, cuando tras la trágica noticia de la muerte de Luis Salom en un accidente de Moto2, Valentino Rossi y Marc Márquez se dieron la mano a pie de podio en el Gran Premio de Cataluña 2016, armisticio que duró hasta el 8 de abril de 2018. En su intento por recuperar las posiciones perdidas en la salida del Gran Premio de Argentina 2018 y con el asfalto aún mojado, Márquez tocó a Rossi en la curva 13, acabando el transalpino por los suelos y declarando que "da miedo correr con Márquez en la misma pista". El de Cervera, que reconoció su error nada más acabar la carrera, se dirigió al box de Rossi para pedir disculpas, pero no pudo llegar a hablar con el 46 porque Uccio Salucci, su mano derecha, le echó del garaje de Yamaha.

Un nuevo brote de la controversia donde no se volvió a vislumbrar dos banderas blancas hasta el 31 de marzo de 2019. En Termas de Río Hondo, ambos protagonistas de esta historia se dieron otro apretón de manos en la antesala del podio del Gran Premio de Argentina 2019 en reconocimiento mutuo por los resultados que habían conseguido en la ciudad junto al río Dulce, si bien el litigio se reavivó en la clasificación del Gran Premio de San Marino 2019 después de que Marc Márquez y Valentino Rossi se adelantasen de manera agresiva durante la vuelta de calentamiento de la Q2. Un pique eterno que parece no tener fecha de caducidad.