FÓRMULA 1

La última obra maestra de Mercedes debuta en Silverstone

El W11, heredero de la mejor generación de monoplazas de la historia, fue presentado y se estrena en la pista.

Mercedes-AMG F1 W11 EQ Performance Shakedown

La primera generación híbrida de Mercedes pasará a la historia como la más dominante de siempre en la Fórmula 1 y ayer debutó en Silverstone la pieza final de la colección, la última obra maestra, una compuesta por 100.000 piezas engranadas a la perfección. El W11, con Hamilton y Bottas a los mandos, aspira a elevar la gesta estadística de seis títulos de constructores (todos entre 2014 y 2019) y otros tantos de pilotos (cinco para Lewis, uno para Rosberg). “Fue un orgullo para nosotros ganar los seis seguidos, lo que nadie había hecho antes, pero somos escépticos porque no se puede confiar en los récords del pasado”, sentencia Toto Wolff, director de competición de la firma alemana.

“Es un privilegio para Valtteri y para mí ser los únicos que pueden pilotar esta máquina. He estado en constante comunicación con los ingenieros para vigilar lo que sucedía dentro”, asegura el seis veces campeón. Además este año, como novedad, el piloto finlandés también participó en el estreno del monoplaza, un breve test en el que se alcanzó la centena de kilómetros, lo máximo permitido durante un ‘filming day’.

El diseño, en apariencia muy continuista, lo que es algo lógico teniendo en cuenta su potencial anterior. Y eso que desde el verano de 2019 detuvieron el desarrollo ante un Mundial encaminado No obstante, mejor no fiarse: hace un año cambiaron por completo su paquete aerodinámico entre la primera semana de test y la segunda. El Mercedes debutará en Australia, lo de antes solo son pruebas. Sí se aprecian cambios importantes en la aerodinámica de los pontones y ‘bargeboards’.

Entra a fondo James Allison, el director técnico que firma el proyecto: “En el frente hemos afrontado más complejidad estructural sobre las llantas para encontrar más prestaciones en general. En la parte central hemos seguido la tendencia del pitlane de situar más arriba los apéndices de impacto para aprovechar mejoras. Y detrás, vamos a por una suspensión que nos permita libertad de desarrollo aerodinámico. Las tres inversiones son mejoras independientes, pero el efecto real será generar ganancias aerodinámicas secundarias durante los test y la temporada”.

Sobre su decoración ya había sido anunciada y mostrada: sin cambios, como Red Bull desde hace varias campañas, con la incorporación del granate de Ineos, una química británica que refuerza aún más su inversión en el deporte y que puede haber solventado el futuro de la escudería de Brackley a partir de 2021.

“Las mejoras a partir de ahora serán marginales porque 2020 será una evolución de la normativa actual. Aunque se necesita mucho tiempo y esfuerzo para mejorar el coche, las reglas de 2021 son tan diferentes que será necesario dedicar muchos recursos para prepararlas. Cada mes de retraso hará muy difícil alcanzar a los rivales, y eso teniendo en cuenta los efectos del techo presupuestario a partir de 2021”, amenaza Toto, que en cualquier caso quiere “ser competitivo en 2020 y en 2021”. Como si eso fuera suficiente: sólo vale ganar.