MOTOGP I TEST DE SEPANG

Márquez: "El hombro está peor de lo que me esperaba"

"El año pasado tenía más dolor en el hombro, pero más potencia. Este año tengo menos dolor, pero menos potencia", asegura el campeón.

Marc Márquez ha hablado tras la primera jornada de test para MotoGP en Sepang y ha reconocido que el hombro derecho, del que se operó el 28 de noviembre, está en peor estado que el año pasado y de lo que él se esperaba. Ojo a la paliza que se ha dado en invierno con la rehabilitación: “10 semanas para 92 sesiones y 250 horas de trabajo”.

-¿Mejor o peor que el año pasado se encuentra del hombro?

-Es completamente diferente. El año pasado tenía más dolor, pero más potencia. Este año tengo menos dolor, pero menos potencia. Es una cosa que me esperaba antes de venir, porque el hombro aún no está en perfectas condiciones, pero cuando me he subido a la moto la primera vez ya he sentido que estaba peor de lo que yo me esperaba. Especialmente en la posición de la moto. Me es difícil tocar con el codo en las curvas. Paso a paso lo he empezado a utilizar, pero cuando he parado en el box y he visto que ya estaba rodando en 59, sabía que tenía que ir más despacio, ser paciente e ir paso a paso. El plan para hoy era hacer 30 ó 35 vueltas, para mañana llegar a 45 y el tercer día ya veremos, pero es verdad que todavía necesitamos más vueltas, pero es bueno, porque se hacen varios ejercicios para la recuperación del hombro.

-Teniendo en cuenta cómo le fue el año pasado con el otro hombro, ¿cree que llegará bien a Qatar?

-Con el cuerpo nunca se sabe. La sensación general es que me encuentro mejor que el año pasado, pero el problema es que el músculo aún necesita tiempo para activarse. Hace dos semanas me era imposible pilotar. Lo activamos un poco y por esa razón puedo estar aquí ahora ahora, pero es verdad que necesitamos tener paciencia. Con esta clase de nervios, si no trabajas de la manera correcta no irá a mejor y, si lo haces bien, funcionará. Vamos por el buen camino. Lo más importante también es que no me he sentido demasiado mal en la moto y hemos podido probar cosas en la moto para llegar de la mejor manera a la primera moto.

-¿Qué aprendió del año pasado que le sirva ahora?

-El año pasado cogí experiencia en este sentido y ahora intento utilizarla. Es verdad que cuando tienes una lesión es difícil usar esa experiencia, porque depende del dolor que sientas en la moto. Lo que más aprendí el año pasado es tener paciencia y olvidarme de las pantallas y de los tiempos, para intentar dar lo mejor de mí. Ahora no terminaría una distancia de carrera, pero espero mejorar cada día. Ese es el objetivo, y trabajar juntos en la moto. El año pasado terminé en este test muy lejos de los primeros, pero lo importante es encontrar el buen camino, porque queda un mes para la primera carrera, en Qatar, y hay otro test allí.

-¿Cómo ve los nuevos neumáticos?

-El nuevo trasero es mucho mejor. Da más agarre, especialmente en el momento de atacar el crono. Te deja ir muy rápido y empujar el neumático, aunque es difícil de entender este agarre. Esto beneficiará a algunos pilotos a la hora de buscar la vuelta rápida, pero en la carrera será similar, con más agarre todo el tiempo. Es mucho mejor neumático incluso para distancia de carrera, pero hay que adaptar la puesta a punto.

-¿Hay diferencias entre esta Honda y la del test de Jerez?

-Sí. De Jerez a aquí ha pasado todo el invierno y hay algunas cosas. He probado hoy grandes conceptos de motor y otros pequeños diferentes. Cuando hay motor nuevo, tratas de entender la electrónica y miras todos los parámetros. Hay diferencias comparada con la del año pasado y necesitamos entender cómo usar estas diferencias, aunque la sensación general del nuevo motor, de su carácter principal, es que resulta más o menos similar.

-¿Cómo ha sido el trabajo de fisioterapia?

Carlos ha estado conmigo diez semanas, para 92 sesiones y 250 horas de trabajo. No es broma. Desde el 2 de diciembre tuvimos sesiones dobles. Cancelé todo en mis vacaciones con la idea de estar listo para Qatar, que es el objetivo. Lo normal en esta operación de hombro es una recuperación de cuatro a seis meses. Le podéis preguntar o Oliveira o Nakagami, que se operaron del hombro antes que yo. Si quieres estar listo a tiempo, hay que estar centrado en la recuperación. En esas 250 horas no sólo ha sido trabajo de fisio. También ha habido gimnasio, mucho hielo, trabajo con las manos, ganar movilidad, luego potencia en el músculo, que no se dañen los nervios… Eso es en lo que más hemos trabajado.

-¿Qué es peor, una caída o la rehabilitación?

-Depende de la caída, pero la rehabilitación es dura, especialmente cuando tomas la decisión de operarte. Lo primero que me preguntó Alberto (Puig) es si estaba listo, y le dije que sí. Me preguntaba si estaba listo a nivel mental, porque es duro dos meses de invierno por delante con la recuperación por hacer, pero al final es nuestro trabajo y no sólo se gana sino que también hay que hacer estas cosas. Mi estilo de pilotaje es tomar riesgos y eso conlleva a algunos daños.

-¿Qué le parecen los primeros movimientos que ya se han visto en el mercado con Yamaha?

-Ha habido movimientos muy rápidos. Es la filosofía de los últimos años y cada vez se activa antes. Firman porque creen en el potencial de la moto, de lo contrario no firmarían. Tendrán un buen equipo de futuro y también tienen ya un buen equipo de pruebas. Serán rivales. Yo ya he empezado a hablar con Honda, no precisamente ayer sino hace algunos meses, pero hay que ir paso a paso. Mi prioridad es continuar en Honda, pero tenemos que hablar de varias cosas.