TRIAL INDOOR

Bou también sabe sufrir

El piloto del Repsol Honda se llevó en Budapest el tercer triunfo de la temporada por un ajustado margen sobre Adam Raga, quien a falta de dos sectores tenía el triunfo.

Bou también sabe sufrir

Está tan acostumbrado a ganar Toni Bou que a veces se nos olvida que los grandes campeones, como él, también saben sufrir. Y rehacerse. Y remontar. Y eso es lo que vivió el 26 veces campeón del mundo en la tercera prueba del Mundial indoor, disputada en Budapest.

Empezó la cita húngara como es habitual en el trial en los últimos tiempos, con el de Piera ganado la primera manga con tan sólo seis puntos, debido a dos penalizaciones en los sectores dos (cinco puntos) y tres (un punto). Justo por detrás de él aparecía Adam Raga, único piloto capaz esta temporada de seguir el ritmo del campeón. El de TRRS también falló en los pasos dos y tres, pero con cinco puntos en cada uno. 

En la segunda manga se repitió el guion entre ambos protagonistas, pero esta vez la diferencia pasó de los cuatro puntos a sólo tres: Bou cerró el recorrido con diez y Raga con 13. Se apretaba así la diferencia entre ambos y en horizonte aparecía una final igualada entre los dos mejores de esta temporada.

Y quizá fue más igualada de lo que a priori pudiera parecer cuando de por medio está Toni Bou, que no pierde en un Mundial (sea indoor o al aire libre) desde febrero de 2019, cuando Raga se impuso en el X Trial de Barcelona por 13 a 14.

Ambos protagonistas comenzaron la final igualados. En el primer sector falló Raga con un punto y Bou pasó limpio. Los dos siguientes pasos, el dos y el tres, acabaron con empate, ya que tanto uno como otro se dejaron diez puntos. Se llegó así al ecuador de la final con los dos mejores en lo que va de temporada en un pañuelo: 10-11 para el campeón.

En el cuarto sector es cuando llegó la sorpresa. Un fallo del piloto de Piera le añadía 5 puntos más a su casillero, mientras que el aspirante Raga sólo cedió uno para ponerse en cabeza con tres puntos de ventaja a falta de dos sectores. Y en esos dos últimos pasos Bou demostró que no es fácil vencerle. Un perfecto por el S5 en su casillero y dos puntos para Raga. Aún así Raga seguía dominando a falta del obstáculo final por 15 a 14. 

La tercera prueba del Mundial indoor de 2020 se iba a decidir en el último sector. Con nervios de acero Bou pasó limpio, justo lo que le hacía falta a Raga para ganar en Budapest. Pero una penalización de un punto dejó el marcador en 15-15. El desempate también acabó igualado  y el triunfo fue para Bou por su mejor puntuación en  la segunda ronda.