DAKAR

Carlos Sainz: "Es injusto que se me critique por seguir corriendo"

El triple ganador de la prueba aseguró al aterrizar en Madrid que está "tremendamente agradecido del reconocimiento. Me siento un privilegiado en ese sentido".

Lo primero que ha recibido Carlos Sainz al aterrizar en Madrid ha sido el cariño de su familia. Sus padres, Antonio y Julita, su mujer, Reyes, y sus hijos, Blanca, Carlos y Ana, han sido los primeros en fundirse en un abrazo con el triple campeón del Dakar recién llegado de Barhrain, donde tuvo que ir a celebrar con uno de sus patrocinadores el triunfo antes de volver a casa. Y junto a su inseparable Lucas Cruz ya han conseguido el merecido reencuentro con los suyos.

Y cuando han cesado los vítores (no ha faltado el “¡cómo no te puedo querer!”) de los cientos de aficionados y amigos que han querido recibirles como merecen, Sainz ha asegurado: "Es un recibimiento abrumador y lo agradezco. Lo primero que quiero es agradecer a Lucas su trabajo, y no sólo eso, sino la paciencia que ha tenido, porque aguantarme no es fácil. He estado más de cuatro horas contestando todos los mensajes que he recibido. Tremendamente agradecido del reconocimiento. Me siento un privilegiado en ese sentido”.

El madrileño explicaba que "el ritmo de la carrera ha sido a fondo desde el minuto uno al último con al Attiyah y Peterhansel".  "El último Dakar que ganamos llevábamos mucha ventaja cuando faltaban varias etapas, y así sabe mejor. Ya ganamos un Dakar por dos minutos, la diferencia más corta de la historia, pero este al ser una batalla a tres bandas ha sido muy complicado. Cuando a la llegada estaban aplaudiendo demuestra el respeto que nos tenemos, y es muy bonito. Mejor que nosotros nadie sabe cómo nos lo hemos jugado", afirmó el madrileño-

"Ha habido etapas que desde que hemos salido hasta que hemos regresado al campamento han pasado nueve horas", reconocía Sainz. "Por eso nos hemos preparado a fondo. Ha ayudado que en este Dakar no ha hecho mucho calor, que a mí me afecta mucho. En América se superaban los cuarenta grados, y aquí incluso hemos quitado el aire acondicionado para ganar peso".

Y, ante la pregunta del millón, sobre el futuro, respondió: “Ahora no es el momento de decidir mi futuro, sino de disfrutar del momento. Ya tomaré la decisión. Creo que me he ganado el derecho a decidir. A la gente que se pregunta o critica porque sigo corriendo, que vea las imágenes. Es injusto que se me critique por seguir. La gente tiene que entender que me sigo divirtiendo. Me he preparado más que nunca. El pasado año no fueron bien las cosas, y quiero aclarar cuando se ha hablado de la superioridad de los Mini que el año pasado nadie se quejó, nosotros tampoco. Hemos hecho los deberes y ha habido mucha igualdad, y creo que han sido injustos desde el equipo Toyota y Nasser Al Attiyah. Me hace ilusión especialmente que sea la tercera victoria con una tercera marca. Ya ocurrió anteriormente con Volkswagen y Peugeot".