EL DAKAR A PRIMERA VISTA

Y día 14: el primer Dakar venía con premio

La visión más personal del enviado especial de AS al mítico raid que este año estrena ubicación y se celebra en Arabia Saudí.

Qiddiya, zona de final del Dakar 2020.
Víctor Serrano Diario AS

16 días después de aterrizar en Yeda para debutar en el Dakar toca cerrar este diario. Termina la aventura, pero ¡qué aventura! Uno no sabe bien si se ha hecho larga o corta, porque el ritmo frenético de trabajo hace que cada día se pase volando entre viajes, crónicas y corrillos con los protagonistas, pero a la vez parece que hace mucho tiempo que te fuiste de casa. Demasiado quizá, por eso ya hay ganas de volver y contar a los tuyos todo lo que has vivido.

Han sido tantas cosas… El descubrir un mundo nuevo a través de la ventanilla del avión, el ser testigo del comienzo de una nueva era del Dakar, el compartir horas y horas de esfuerzo y estrés con un grupo de periodistas fantásticos, el conocer a las maravillosas personas que cada año dan vida al vivac, el contar el debut a lo grande de Alonso en otra disciplina y, sobre todo, el disfrutar del tercer ‘Touareg’ de Sainz.

Y es que, este Dakar venía con premio. Porque sí ya de por sí vivir uno desde dentro es intenso, hacerlo cuando gana alguien al que has seguido y apoyado cada día lo hace aún mejor. El Dakar de 2020 será recordado por muchos motivos, desgraciadamente también por uno muy doloroso con la pérdida de Gonçalves. Ha sido todo un reto poder contárselo desde las líneas de este periódico, pero también un placer. ¿Hasta la próxima?