DAKAR | ETAPA 6

Sainz da una lección abriendo pista y Alonso termina sexto

El madrileño cedió 1:33 sobre el Mini de Peterhansel, ganador, y sacó 1:49 a Al Attiyah. Fernando, 6º tras el Toyota de Al Rajhi y el Century de Serradori.

Carlos Sainz bajando una duna con el Mini.
ERIC VARGIOLU DPPI / AFP7 / Eu

Abrir pista siempre es un desafío enorme para quien lo hace, la cara mala de ganar una etapa, pero hay distintas formas de superarlo, y la jornada del viernes es un ejemplo perfecto de ello. Price lo hizo en motos y se dejó 16 minutos respecto al ganador, Brabec, a Sainz le tocó en los coches… y solo cedió 1:33 sobre Peterhansel. Diferencias. Y es que no es difícil aguantar según que comparaciones con alguien del talento del español, que demuestra cada día que merece más que nadie ser el mejor de este Dakar.

Hablemos de la sexta etapa, la que conectó Hail con la capital Riad por medio de 830 km (478 de la especial más larga por ahora) repletos de arena en los que en los que el trío de cabeza protagonizó una disputa que hace grande a este Dakar. Sainz, Peterhansel y Al Attiyah se intercambiaron el Top 3 durante la jornada, aunque solo los de Mini se vieron primeros en algún momento. La empezó y la terminó ocupando el mismo, el francés, pero Carlos llegó a ella después de rodar quinto, aunque siempre en tiempos muy cercanos.

Al final, tras cerca de cuatro horas y media de etapa, Stéphane sacó 1:33 a Carlos y éste hizo lo propio sobre Nasser metiéndole 1:49. Los tres grandes en tres minutos y, lo más importante, con resultado favorable al madrileño porque aumentó la distancia con el catarí en la general a casi ocho minutos (7:48). Muy buenas noticias para él en un día que se le presentaba complicado abriendo pista, como lo fueron también para su amigo asturiano. Porque Alonso rozó el Top 5, tras haberlo alcanzado el tercer día, y fue sexto.

Ya lo avisaba el jueves Fernando, tenía ganas de que llegasen las etapas de arenas y dunas, un terreno en el que se siente mucho más cómodo que sobre las pistas llenas de piedras, algo más o menos parecido a lo que le pasa a su Toyota frente a los buggys de Mini. Así lo reconoció ante las grabadoras, y así lo demostró a la primera que pudo. Sexta posición para el de Toyota, a 6:23 de Sainz, y a poco más de un minuto de Al Rajhi, su colega saudí, con el que estuvo luchando más de la mitad de la etapa, y a menos de uno de Serradori y el Century.

Y eso que Alonso no marcó unos primeros parciales demasiado buenos, de hecho, llegó a caer a la décima posición en el Km 107. Sin embargo, pudo ser constante y mantener la diferencia mientras muchos de los que tenía por delante no. Ten Brinke afrontó el final cerca de sus tiempos, pero los dos quedaron por detrás. Ahora, toca jornada de descanso en Riad antes de seguir con la lucha en la arena, esa que afianzó Sainz todavía más.