FÓRMULA 1

McLaren prepara en Woking un simulador de tercera generación

James Key cuenta que la escudería británica estrenará un simulador de tercera generación, espera que el próximo año, que supondrá "una diferencia enorme" con el actual.

Dos coches de McLaren, uno clásico y el F1 de 2019, en Woking.

Con la temporada ya acabada, pocos se atreverían a dudar sobre que los pasos que está dando McLaren son los adecuados para cimentar un buen proyecto de futuro. Después de un inicio ruinoso con Honda, Zak Brown ha sabido encontrar el camino correcto con una política de cambios que van desde dar las riendas del equipo a Andreas Seidl, alcanzar un acuerdo con Mercedes para llevar su motor en 2021 y mejorar las instalaciones de Woking. Y es ahí donde los británicos están trabajando en "un gran proyecto": un nuevo simulador.

"Tenemos un nuevo simulador y supone una diferencia enorme respecto al que hemos estado usando. Es un área en el que McLaren fue pionero hace mucho tiempo, pero ahora también se ha reconocido que ese mundo ha avanzado y este es un gran proyecto dentro del equipo", cuenta James Key, su director técnico, en 'Autosport' sobre el que será un importante avance para el desarrollo del equipo, como también lo será el nuevo túnel de viento, aunque el británico "espera que llegue el próximo año" y no en 2021 como este.

"La comprensión de las limitaciones de la primera generación de simuladores, y tal vez incluso de la segunda, se entiende mejor por la mayoría de los equipos. Como resultado, las terceras generaciones son 'animales' realmente diferentes, la tecnología que se les aplica es muy nueva y muy diferente. Por lo tanto, este proyecto es un comienzo completamente nuevo", añade el ingeniero. Y, ¿qué se consigue con esta nueva generación? "Una mejor representación del modelo del coche en la que se pueden añadir más dimensiones".

Todo es cuestión de afinar la conexión entre el volante virtual y el real: "Los equipos entienden mejor lo que un piloto necesita sentir para replicar el coche, hay que dar mejores indicaciones de lo que es el coche está haciendo. Los anteriores simuladores fueron muy fuertes en algunos casos y débiles en otros. Así que abordamos esas debilidades y las mejoramos". Así, Sainz y Norris, y también Turvey y Sette Camara, los pilotos que ayudan en tareas de simulador, tendrán una nueva máquina con la que ayudar a McLaren a alcanzar el siguiente nivel.