MOTOGP

La Honda no es sólo de Márquez

Alberto Puig defiende que la marca del 'ala dorada' no trabaja únicamente para el campeón y ensalza su montura: "Es la moto más fácil de pilotar".

La Honda no es sólo de Márquez
WILLIAM WEST

La capacidad de simplificar lo complicado hasta el punto de que parezca sencillo, es una de las virtudes que más ha destacado de Marc Márquez en los últimos años. El ilerdense no sólo ha convertido lo excepcional, como ganar seis de los siete títulos que ha disputado en MotoGP, en algo habitual, sino que además lo ha hecho sobre una montura que, sobre todo en la última temporada, ha sido prácticamente indomable para el resto de sus pilotos. La RC213V ha sumado un total de 426 puntos este año en la clasificación por escuderías y del total, la friolera de 420 han llegado gracias al de Cervera.

Sólo Márquez ha sido capaz de bailar, a su manera y con un estilo tan agresivo como definido, junto a una montura que no convencía al resto de la alineación de los japoneses. Mientras que Curtchlow sólo logró tres podios esta temporada con la satélite, Lorenzo en el equipo oficial ni siquiera entró en el Top 10 y desde otros equipos como Ducati señalaron directamente a la fábrica como culpable de estos resultados. ¿El motivo? Trabajar sólo para Marc, algo que Alberto Puig descartó rotundamente como recoge 'Motorsport': "Eso no es un hecho, es sólo una idea".

El jefe de equipo del Repsol Honda cierra la puerta a cualquier especulación y va más allá cuando habla de la RC213V: "Es la moto más fácil de pilotar". ¿En qué se basa? En hechos: "En los últimos 18 años Honda ha ganado el título 10 veces con cuatro pilotos diferentes (Rossi, Hayden, Stoner y Márquez). Yamaha lo hizo con dos (Valentino y Lorenzo) y Ducati con uno (Stoner)". Puig no focaliza el éxito de una marca en "la moto y el piloto, sino sobre la estructura completa". Eso quiere decir que la marca del ala dorada trabaja para seguir manteniendo su dominio en la clase reina independientemente del nombre que se coloque al manillar de su montura y además, ahora con Marc, poco importan las opiniones. Lo crucial es seguir reinando.