DAKAR

Calleja: "Alonso logra en 3 días lo que tú no harías en una vida"

Calleja espera completar el Dakar a la cuarta: "Es una cuestión de amor propio". Tiene buen coche y equipo, y disfrutará con su amigo: "Le veo entre los cinco mejores".

"Ya es una cuestión de amor propio, aparte de disfrutar y de querer hacerlo, quiero acabarlo. Es algo que tengo que hacer. Es como cuando vas a una montaña y no consigues la cima, pues vuelves al año siguiente o al otro hasta que lo consigues". Si hay un hombre al que le van los retos ese es a Jesús Calleja, y el Dakar se le ha metido entre ceja y ceja, no solo porque se haya convertido en una de sus "aventuras favoritas", que ya es decir con todas las que hace, sino porque no ha podido acabarlo en sus tres participaciones anteriores.

Esta vez está empeñado en que sea diferente. AS habla con el televisivo aventurero al poco de llegar de Abu Dhabi, donde ha hecho un test junto a su amigo Alonso del que hablaremos más adelante, y a punto de subirse a otro avión. No para. Pero en su ocupado calendario ya hay un destino fijo: "El Dakar es una rutina porque soy muy cabezón, hasta que no consiga un objetivo no paro, y en esta ocasión creo que ya he tenido la suficiente experiencia y he cometido suficientes errores, de los que siempre se aprende, para superarlo".

Y es que considera que tiene dos piezas fundamentales: "El equipo y el coche que a mí me gustan". "Tengo a mi copiloto de siempre (Jaume Aregall), que en la última edición no pudo venir, y me coordino muy bien con él. Y el coche (un Toyota Hilux de Overdrive) es un escalón inferior al de Fernando. El motor es el mismo, los frenos, las suspensiones… Cambia el chasis, yo llevo el motor más adelante y el de Fernando es más centrado. Son detalles, pero es un gran coche. He comprobado las mejoras y es una locura, es un potro salvaje", explica.

Así que estará centrado en terminar y en disfrutar, porque no tiene "ninguna presión", y quizá así lleguen buenos resultados: "Si tienes un coche rápido y fiable como este, aunque no vayas al límite, vas muy rápido sin darte cuenta y puedes ir subiendo posiciones. Me interesa estar arriba entre los no profesionales". Lo de disfrutar está garantizado: "Me encanta el cambio a Arabia Saudí. Ya dije que si seguía en Perú, no volvía. Este país tiene una belleza única y poder visitarla es una oportunidad enorme, porque o lo visitas así, o no lo visitas".

Ya ha podido hacerse una idea de cómo será el desierto árabe porque en su reciente visita a Abu Dhabi se quedó a "solo a diez kilómetros de donde va a ser la etapa maratón". ¿Cómo le fue el test junto a Alonso? "Solo puedo decir que ha sido fabuloso. Nos hemos metido en los follones más grandes de dunas, que son las mismas que nos vamos a encontrar en el Dakar. Estamos muy contentos y nos da una confianza extra, porque el Dakar se gana o se pierde en las dunas, principalmente, y es lo que hemos hecho: dunas, dunas y dunas", cuenta.

Y qué decir del asturiano… Solo halagos: "Es un 'killer', competitivo al máximo. Del primer al último día de dunas, la evolución es… Yo no sé qué tiene, pero consigue hacer en tres días lo que tú no conseguirías en una vida aunque nacieras dos veces. Le veo entre los cinco mejores, maneja las dunas de una forma que me tiene abrumado. Los grandes dicen que un sexto sería bueno, pero si no tiene mala suerte, va a ir muy, muy rápido". Y él espera vivirlo de cerca con su amigo… hasta el final.