DAKAR

Isidre Esteve quiere el Top 15

El catalán busca dar un paso más con un BV6 mejorado y tras quedar 21⁰ los dos últimos años: “Hay 30 coches mejores que el nuestro, pero es factible”.

Isidre Esteve quiere el Top 15
Repsol

El de Isidre Esteve y Repsol ya es un proyecto consolidado. El Dakar de 2020 será el cuarto que hagan juntos y la evolución ha sido una constante, por eso, llegarán a Arabia Saudí con el ánimo de hacerlo mejor que nunca metiéndose entre los 15 primeros de la competición. El catalán de 47 años lo deja claro en una charla con AS en el Campus Repsol de Madrid.

-Llega la mejor época del año…

-Sí, llega el evento que estamos preparando todo el año y vamos a ver si los deberes que hemos hecho son los correctos. Ya tenemos el coche embarcado y parte de las verificaciones hechas. Hay muchísimas ganas de empezar esta aventura.

-¿Cómo es ese momento de ver que se llevan ya el coche?

-(Ríe). Cuando pasa eso, dices: 'Esto ya ha empezado'. Estás con la gente de la FIA mirando el coche, los precintos, los GPS… Ya estás metido en la carrera y empieza el gusanillo.

-Cuarto año con Repsol, ya es un proyecto consolidado.

-Es muy importante y un privilegio tener esta oportunidad. Para tener un equipo que sea competitivo, tener al lado empresas que apoyen el proyecto a largo plazo es lo que ayuda a mejorar. Este proyecto nos permite ir creciendo cada año y soñar con poder tener un coche de un escalón superior y poder ganar cosas. Es un proyecto muy ilusionante.

-De momento, este año apunta al Top 15, ¿es factible?

-Sí, creo que sí. A mí no me gusta decir objetivos que no puedo cumplir. Venimos de dos ediciones haciendo 21º, en 2018 fue un gran resultado, pero en 2019 me fui con la sensación de que podía haberlo hecho mejor. Los cambios que hemos introducido funcionan, nos dan confianza. Cuando todo va bien, somos muy competitivos. Al principio será muy complicado porque hay 30 coches mejores que el nuestro, pero vamos a ver cómo somos capaces de gestionar la carrera.

-Debe estar bastante seguro de poder hacerlo, porque otros pilotos prefieren no marcarse un objetivo tan específico…

-Lo estoy. Con la experiencia que hemos vivido en los dos últimos dakares y en Marruecos, podemos estar ahí. Si lo hacemos bien, tendremos esa oportunidad.

-Marruecos es un ejemplo de que puede aspirar a eso.

-Sí, había una competencia increíble. Tuvimos dos contratiempos importantes que nos hicieron perder mucho, pero nos quedamos con las sensaciones, y el ritmo había crecido de un año a otro. Íbamos más rápido sin asumir más riesgos que antes y eso nos hace ser más optimistas.

-¿En qué ha mejorado el coche?

-Hemos visto que el 70% del rally va a ser sobre arena y lo hemos levantado cinco centímetros, puede parecer poco, pero es mucho. Hemos cambiado el sistema de suspensiones, hemos encontrado unas puestas a punto que nos funcionan, hemos trabajado en los diferenciales, hemos dado un paso importante en los neumáticos y hemos mejorado los mandos.

-¿La exigencia del recorrido le favorece?

-Es complicado de decir… Por nuestro ritmo, nos va mejor una dureza sostenida sin tener picos muy difíciles, que es como va a ser este Dakar, que como era en Perú, que había dunas que eran muy complicadas y en las que tuvimos problemas.

-Hablando de Perú, ¿hacía falta un cambio de escenario?

-Da pena abandonar Sudamérica porque había unos desiertos increíbles, es una decisión de ASO, pero estoy seguro de que el Dakar precisa de una estabilidad para poder planificar proyectos. Así que tener un proyecto de cinco años es necesario para los equipos y la carrera.

-¿Y es Arabia Saudí el lugar idóneo para el Dakar?

-No tengo información de todos los sitios a los que se podía ir, pero si ASO ha tomado esa decisión es porque es seguro que sí. Parece que volver a África era complicado, permanecer en Sudamérica, también, y hay que tener en cuenta que se pueda disputar una carrera de 15 días en un terreno adecuado y en una fecha que continúe siendo la misma.

-Es imposible hablar del próximo Dakar y no hacerlo de Alonso. Hubo unas declaraciones que hizo sobre él, que tuvieron bastante repercusión, en las que decía que su participación era puramente mediática. No sé si quiere aclarar algo…

-Esos titulares están sacados completamente de contexto. Tengo una relación genial con Coma, conozco a Alonso y creo que es muy positiva su presencia. Primero, por la persona que es, y luego porque es un piloto muy competitivo. Lo que aporta al Dakar es muy importante. Está en un gran equipo, tiene a su lado a un piloto como la copa de un pino y, por lo que he visto últimamente, ha aprendido rápido y va a ser muy competitivo. ¿Si va a hacer un buen papel? Creo que sí. Es muy inteligente y sabe cuáles son sus cualidades y a qué nivel está y creo que va a sacar el máximo provecho de todo esto.

-¿A quiénes ve favoritos?

-A Sainz sin duda. Para mí hay cuatro pilotos con más números por experiencia y palmarés: Al Attiyah, Carlos, Peterhansel y creo que Nani Roma va a tener sus opciones, vamos a ver cómo rinde este nuevo proyecto. Y, puntualmente, habrá pilotos que hagan buenas especiales, pero en el Dakar siempre hay sorpresas.

-Será su 15º Dakar y le queda cuerda para rato…

-Creo que sí. Me encuentro bien con el coche, entreno mucho, tengo ganas y la sensación de que sigo aprendiendo, así que todavía nos queda recorrido.