MOTOGP | GP DE VALENCIA

"Sea quien sea mi compañero, mi mentalidad va a ser la misma"

"Los tres interesados están trabajando de la mejor manera para conseguir la Hond. Sé que hay un francés, un inglés y un campeón de Moto2", dice Márquez.

-Felicidades por la duodécima victoria del año. ¿Qué le da más alegría, el triunfo o que al final hayan ganado también el campeonato por equipos y con ello la Triple Corona?

-La Triple Corona. La Triple Corona es lo que buscaba el equipo todo el fin de semana, lo que me exigían y lo que aceptaba, porque yo también tenía ganas de conseguirlo. Quería darles los máximos puntos por la parte que me tocaba. Lo hemos conseguido y tenía ganas de hacerlo sobre todo por los patrocinadores, por Repsol, y por Honda, pero también para darle una despedida con estilo a Jorge (Lorenzo). Ningún piloto se merece despedir su carrera deportiva de esta manera, porque el Jorge que tengo yo en mente es el cinco veces campeón del mundo y ése es el que realmente tenemos que recordar, no este último año en el que con las lesiones le ha costado más.

-La realidad es que la Triple Carrera la ha ganado casi usted solo.

-No sé qué porcentaje habrá sido. ¿Casi 93? (Sonrisa). Es que ha sido un año increíble, que será casi imposible de mejorar y casi de igualar. No me gusta decir la palabra imposible, pero será muy difícil la constancia que hemos demostrado, en todas las circunstancias y en todos los circuitos. Es la diferencia que ha habido. A nivel de velocidad, creo que ha habido pilotos más rápidos en algún momento, como Quartararo, Rins, Maverick o Dovizioso en algunas carreras, pero la constancia que hemos tenido nosotros es lo que nos ha hecho marcar la diferencia. Será muy difícil de igualar, pero intentaremos hacerlo o acercarnos.

-¿Por qué aquí se ha escapado antes de Quartararo que en otras carreras?

-Porque había escogido el neumático medio delantero, pero era muy blando, y yendo detrás corría el riesgo de que se me calentara más de la cuenta. Hoy la estrategia era estar delante, aunque no fuese tan rápido como otras veces que he liderado. Me ha sorprendido a mí mismo incluso la distancia que he tenido y, cuando he visto que Fabio estaba a 0.6, me he puesto a tirar. No quería esperar por ese riesgo.

-Quartararo es al más veces ha batido este año peleando por la victoria. ¿Es para mandarle un mensaje de cara al próximo curso?

-No. (Se ríe). Ha sido con el que más he luchado hasta el final porque para mí es el piloto más rápido a nivel de velocidad. Está claro que le ha faltado experiencia, pero en esta segunda parte de la temporada es el segundo piloto que más puntos ha conseguido. El año que viene lo tengo como uno de los favoritos para el título, uno de los candidatos que me lo pondrá más difícil, porque tendrá una moto de fábrica. A la Yamaha de este año ya le ha sacado partido y la del próximo aún más.

-¿Cómo ha sido el empuje de Alberto Puig este año?

-Me gusta, sobre todo, el equilibrio que hay dentro del box. Está Santi (Hernández), que es más imparcial. Está Alberto, que es siempre a tope. Y está Emilio, que es más prudente. Juntos tenemos un buen compromiso, porque te gusta que por un lado te aprieten y por la otra te den calma.

-¿Alguna novedad sobre quién será su compañero de box una vez retirado Lorenzo?

-No, no. Sé lo que dije el jueves, porque Honda me informó que había tres candidatos para subirse a la Honda. Hay que entender que es un caso excepcional, por sorpresa, y es ahí donde Honda está trabajando de la mejor manera. Está claro que los tres interesados que están para esa moto están trabajando de la mejor manera para conseguirla, porque es una HRC. Sé que hay un francés (Zarco), un inglés (Crutchlow) y un campeón del mundo de Moto2 (su hermano Álex). También Zarco es campeón de Moto2. Será interesante, pero independientemente de quién sea mi compañero de equipo, mi mentalidad va a ser la misma y mi intensidad, también. El primer rival al que hay que batir es el compañero de equipo y, lógicamente, mi objetivo el año que viene sigue siendo el mismo, que es intentar hacer una temporada perfecta, para ganar el título de pilotos y colaborar en el de marcas y equipos.