MOTOGP | GP DE MALASIA

Lorenzo: "Es la peor situación que he vivido como piloto"

"Había mucha expectación de Honda, de Alberto (Puig), que creyó en mí, de que consiguiese resultados, pero no está siendo así", asegura el mallorquín.

Lorenzo: "Es la peor situación que he vivido como piloto"
motogp.com

Jorge Lorenzo atendió en la oficina de Honda a los periodistas desplazados hasta el circuito de Sepang, pero se habló más de lo acontecido en Australia, donde fue 16º y último a 66 segundos de la cabeza, que de lo que puede dar de sí el fin de semana malayo.

-¿Sabe que en estos momentos es la principal noticia de MotoGP, que la gente se pregunta qué le está pasando y qué va a hacer?

-En este momento de mi vida, con 32 años y con todo lo que he vivido, todo esto no importa demasiado. Por supuesto que me gustaría estar en el centro por estar peleando por un campeonato, no por ser el centro de interés, sino por poder ganar un campeonato. Estoy decepcionado, estoy triste, no estoy contento profesionalmente hablando, porque esta situación es quizás la peor que he vivido como piloto, porque había mucha expectación de Honda, de Alberto (Puig), que creyó en mí, de que consiguiese resultados, pero no está siendo así. Intento hacer lo máximo. También he tenido muchas caídas que me han generado muchos problemas físicos, y esto seguro que ha tenido influencia, sobre todo en la segunda parte del campeonato, pero la verdad es que con la moto 2019 que ha hecho Honda nunca he tenido grandes sensaciones, ni siquiera cuando me he sentido en mi mejor momento con esta moto.

-¿Es cierto que por el carácter fuerte que tiene las críticas le entran por un oído y le salen por el otro, que no le afectan?

-No sé si me afectan un poco, pero probablemente me afecten menos que a otros pilotos. Hay otros pilotos muy fuertes psicológicamente, pero en mi caso no me afecta demasiado.

-¿Ha pedido a Honda poder pilotar la moto 2018?

-Una pregunta muy interesante… Te pongo un 9, has hecho un buen trabajo. Bueno, pues en algún momento del campeonato sí que fue una posibilidad que descartamos. (No se puede recurrir por reglamento a los motores del año pasado, o del que viene, durante la temporada, porque los siete a utilizar durante el año quedan sellados antes de la primera carrera).

-¿Cuándo fue esto?

-Hace unos meses.

-¿Vino la idea de su parte o de Honda?

-Fue descartado.

-¿Puede dar algún detalle más sobre esta posibilidad?

-Ya he contado demasiado quizás.

-¿La carrera de Australia hace que se replantee algo?

-No.

-A pie de pista era irreconocible. Pasaba el grupo y luego al rato usted.

-Bueno, irreconocible no, porque si ves a Jorge Lorenzo en cualquier moto ves que es Jorge Lorenzo. En sentido de la velocidad, creo que he estado irreconocible, entre comillas, prácticamente todo el tiempo con Honda, aparte de algún entrenamiento en el que más o menos demostré algo de velocidad, como en los primeros de Qatar, las primeras vueltas de Montmeló o el FP2 de Le Mans. No he sido competitivo ni para aspirar a terminar entre los cinco primeros y en Australia se juntó todo. Hizo viento, mucho frío y la confianza en general con la moto no es buena, y en Phillip Island, entras en la curva rápido y si entras con dudas pierdes muchas décimas a pesar de que es un circuito corto. En los entrenamientos que hizo más viento llegué a estar a cuatro segundos y, cuanto más viento hacía, más aumentaba la diferencia con Marc, por ejemplo, que pilota completamente con la rueda trasera y no le importa mucho si la rueda delantera se mueve o no. En carrera no hizo especialmente viento, pero perdía como dos segundos y medio o tres en cada vuelta. Fue parecido a la carrera de Silverstone o incluso peor. Se juntó todo ahí pues tuve que modificar también el estilo de pilotaje, meter la cabeza más dentro del carenado y eso siempre hace que pilote de forma más antinatural y las décimas van aumentando, aumentando, aumentando en cada curva. Creo que Sepang es un circuito mucho más largo donde la diferencia por longitud del circuito puede ser grande, pero espero que las diferencias sean parecidas a las que dejé antes de llegar a Australia o incluso mejor. Aquí he ido rápido con todas las motos, recuerdo que aquí en 2003 fue mi primera pole, he conseguido títulos y victorias, con Ducati en el test de invierno batí el récord, es un circuito que me gusta y esperemos que, aunque no creo que sea una buena jornada la de mañana, al menos sea mejor jornada que en Australia.

-¿Ha sido Australia su peor carrera desde que está en MotoGP?

-Bueno, he tenido carreras muy malas también. Recuerdo 2014 en Assen o 2017 también en Assen. Las he tenido peores últimamente, de terminar muy lejos y de los últimos por condiciones también un poco especiales, pero bueno, al final Tito (Rabat) se retiró, que era el que iba último, y fue quizás la primera vez en mi carrera (terminó último), pero bueno, siempre hay una primera vez.

-¿Los test de Valencia con la moto del año que viene le dan cierta esperanza o ilusión?

-Sí, evidentemente uno tiene curiosidad por probar la moto nueva. Sería el primer aperitivo de lo que probaron Marc y Cal (Crutchlow) en Misano y por sus impresiones de momento la moto nueva no era mejor que la antigua. No se ha mejorado los problemas que tiene la de 2019 y esperemos que estos meses hayan servido a Honda para hacerlo.

-¿Qué le mantiene con ganas de intentarlo?

-Creo sinceramente que la Honda 2019 me ha perjudicado mucho en mi confianza con la rueda delantera y en mi velocidad. Para Márquez ha supuesto ganar más carreras que en el pasado por ese motor más potente, pero a nosotros quizás nos ha perjudicado y por eso espero que la moto nueva traiga cosas que no tiene esta moto.

¿Y si no las trae?

-Y si se cae el techo de aquí nos matamos todos...