Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Supercopa
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
Levante Levante LEV

-

Eibar Eibar EIB

-

LaLiga SmartBank
Rayo Rayo RAY

-

Almería Almería ALM

-

Serie A
Milan Milan MIL

-

Inter Inter INT

-

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

Willem II Willem II WII

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Groningen Groningen GRO

-

Zwolle Zwolle ZWO

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

F1

Vettel, ¿y ahora qué?

El tetracampeón es hoy un escudero y en Ferrari ya han elegido a su líder para el futuro. ‘Seb’ tiene contrato hasta finales de 2020 y Maranello cuenta con él.

Sebastian Vettel (Ferrari SF90). Monza, Italia, F1 2019.
Charles Coates

Leclerc, Binotto y Vettel estaban juntos, pero en planetas diferentes, en la última rueda de prensa del fin de semana en Italia, la de Ferrari para los medios escritos ya con el ‘paddock’ a medio recoger. Alegría incontenible en los dos primeros, decepción absoluta para ‘Seb’ con otro error en un momento clave. El trompo de Bahréin persiguiendo a Hamilton, la pasada de frenada en Canadá que costó una victoria, el accidente con Verstappen en Silverstone, y este domingo otra pérdida de control antes de llevarse por delante a Stroll y ser penalizado. Pero más allá de lo cuantitativo está lo cualitativo: el primer piloto de una escudería es quien mejores resultados aporta.

El tetracampeón es hoy un escudero, le tocó ejercer ese trabajo en Spa y en la clasificación de Monza, cuando Leclerc se saltó lo previamente acordado. Regañina de Ferrari y “perdonado” unas horas después cuando volvió Charles al garaje con un trofeo entre las manos, pero no le hizo ninguna gracia a Sebastian, que ya fue a regañadientes a la foto de equipo. El monegasco está ahora por delante de Vettel en la clasificación del Mundial, 182 puntos (4º) por 169 (5º). Dos victorias consecutivas frente a una sequía que ya supera el año. Además, su penalización le deja a tres puntos de ser sancionado con una carrera esta temporada (si cometiera otra infracción grave en los próximos tres grandes premios). A perro flaco, todo son pulgas.

"Aún quedan carreras, seremos más competitivos en algunas y la velocidad está ahí, no estoy preocupado en ese sentido. Es cuestión de poner todas las cosas juntas. Este tipo de circuitos nos han favorecido, pero seguiremos siendo competitivos en otras", justifica Vettel. La diferencia de rendimiento entre los dos pilotos de Ferrari reside, fundamentalmente, en la configuración del SF90 y su concepción: Leclerc tolera el sobreviraje, Vettel necesita un coche fino, con más carga aerodinámica y una salida de las curvas más controlada. Un coche como el Red Bull, pero en Maranello no han modificado el enfoque del monoplaza.

Se le relaciona con los energéticos, pero parece inverosímil que el segundo piloto más laureado de la actual parrilla quiera cambiar a Leclerc por Verstappen. Aun así, ¿puede esta pésima racha empujar a ‘Seb’ fuera de Ferrari? El equipo lo descarta por completo, tiene contrato hasta finales de 2020 y no hay tantas alternativas en el mercado que les sirvan. Su líder del futuro es Leclerc, no traerán a un gran campeón que limite su progresión (por eso Alonso no encaja en sus planes, según la filosofía actual) pero necesitan valores seguros que sumen puntos y podios. ‘Seb’ hace eso, aunque en esta última carrera todo haya saltado por los aires. Otra cosa sería que el de Heppenheim se replantease su futuro en el campeonato. "Sigo amando lo que hago", subrayó tras el GP de Italia. Al menos Vettel, con 52 victorias y 56 poles en la F1, nunca ha sido resultadista.