Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Supercopa
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga SmartBank
Rayo Rayo RAY

-

Almería Almería ALM

-

Fórmula 1
1 --:--.---

D. Ricciardo

Lotus

2 a --:--.---

Lando Norris

Mclaren

3 a --:--.---

S. Vettel

Ferrari

16 a --:--.---

C. Sainz Jr.

Mclaren

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

Willem II Willem II WII

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Groningen Groningen GRO

-

Zwolle Zwolle ZWO

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

AUTOMOVILISMO | ENTREVISTA

Dani Clos: de YouTube a volver a competir después de seis años

Fue probador en F1 y corre las Le Mans Series tras no competir desde 2013 y dedicarse a su canal. La falta de patrocinios le apartó de las 24H y recauda dinero para estar en las de 2020.

Dani Clos.

Kárting, Fórmula Renault, F3, GP2… Siguió el manual de cómo llegar a la Fórmula 1 al pie de la letra, no se saltó ni un paso, y cuando la estaba rozando con los dedos, explotó la burbuja de sus sueños. Dani Clos llegó a ser piloto de pruebas en Williams y HRT, el equipo español en el que llegó a disputar algunas sesiones de libres en 2012, pero como le ha pasado a tantos, la F1 le cerró la puerta en las narices. Después de volver a correr algunas carreras de GP2 en 2013, su trayectoria en la competición se detuvo, pero supo reinventarse.

"Cuando acabé de competir, estuve haciendo televisión con la F1 y también 'reality shows' como el GT Academy. Me gustaron mucho las cámaras y pensé en juntar eso con los coches para hacer un contenido propio, entonces salió lo de YouTube", cuenta el catalán de 30 años a AS. Con 'lo de YouTube' se refiere al canal que creó hace tres años y que "ya va camino de los 700.000 suscriptores": "Empezamos con la idea de hacer cosas distintas para cuatro personas y se hizo bastante grande. He pretendido acercar el mundo del motor a gente que no sepa de ello".

Ahora, tras casi seis años de su última carrera profesional, ha encontrado la forma de volver a competir. Lo hace en las Le Mans Series con el equipo Inter Europol de LMP2: "Enseguida me metí en los tiempos, es como si no hubiera perdido nada la verdad". Y, aunque no está sien-do fácil ("Disfruto mucho, voy muy rápido y soy el mejor del equipo, pero siempre nos pasa algo") agradece una oportunidad que le llegó gracias al pasado: "Un antiguo ingeniero con el que gané varios campeonatos me llamó para una prueba. Lo importante es estar en boca de la gente".

"El problema es que los pilotos no son conocidos. Si no eres Alonso…"

Estar en boca de la gente para regresar al asfalto, ¿ha conseguido eso gracias a YouTube? "Sí y no. No porque de momento no he encontrado patrocinio y me sabe mal pudiendo dar lo que puedo dar. Y sí porque al menos me ha mantenido activo dentro del mundo del motor". Pero eso de no encontrar apoyo cuando lo necesitas, sigue escociendo. "Mi objetivo siempre ha sido ganar audiencia y notoriedad para que marcas pudieran invertir en mí, porque el principal problema es que los pilotos no son conocidos. Si no eres Alonso…", dice.

El dinero, o más bien la falta de él, es el principal escollo de muchos pilotos con talento, y Dani lo volvió a vivir en las últimas 24 Horas de Le Mans. "Estaba en la lista de inscritos y a una semana de la carrera me llamaron y me dijeron que venía otro con mucho más dinero de lo que podría aportar yo...", recuerda con amargura, pero sabiendo bien cómo es la realidad: "Lo que pasa siempre, como soy el piloto el pro, pero no aporto dinero… Es un equipo que no es puntero y que no busca ganar ahora, y al final tener mejores o peores pilotos entre comillas les da igual, lo que quieren es ganar algo de dinero".

'Crowfunding' y lo que pudo ser en la F1

Fue un duro revés que no quiere que le pase más. Por eso, aprovechando "toda la base de seguidores que están dispuestos a ayudar", ha puesto en marcha un proyecto de 'crowfunding': "Nunca me lo había planteado, pero mucha gente me preguntó cómo podían ayudarme y una una agencia, Globatalent, que se dedica a potenciar a deportistas de ese modo, me expuso el tema y lo vi claro". Así, recauda dinero en esa web para intentar estar en Le Mans 2020 y a cambio la gente que le apoye "recibirá ventajas como experiencias, ir a las carreras y parte de los premios que gane".

Y, ¿cómo están reaccionando? "Están ayudando, pero también hay dudas, gente que dice: '¡Estás pidiendo dinero a tus seguidores! ¡Pero qué es esto!'. Al principio cuesta porque estamos en un país que no está muy acostumbrado a esto", admite Clos, pero cree que "también puede ser el comienzo de algo para futuros pilotos o deportistas": "Yo abro la puerta y, al igual que he hecho en YouTube, me gustaría hacer ver que esto es algo positivo para nuestro deporte y puede que dé a conocer algo que ahora no es tan conocido".

"Tras Sainz, pasará mucho hasta ver otro español que pueda subir a la F1"

Se trata de buscar alternativas, como hizo cuando vio cómo se alejaba la F1, ¿cómo recuerda aquella etapa? "Fue complicada, no pillamos la época en que podríamos haber despuntado. Entró la crisis, no había patrocinios, HRT se fue… Aunque ganaras la GP2, que estuve a punto de hacerlo en 2010 (fue cuarto), había pilotos que aportaban muchos millones de euros, como Maldonado o Pérez, y por muy bueno que seas, si alguien aportaba dinero le metían antes. Cuando estábamos en la punta de lanza y éramos los siguientes en entrar…”.

"Además, estábamos en una época en la que faltaba bastante para un cambio generacional", añade, todo lo contrario a la actual. ¿Hubiera sido diferente ahora?: "Nunca se sabe, pero hubiéramos tenido más posibilidades, aunque sigue sin haber patrocinios en España, la F1 cada vez pierde más fuerza. Es decepcionante, después de Sainz no sabemos quién vendrá, pasarán muchos años hasta que haya otro español que pueda subir a la F1. Empresas y medios se focalizaron mucho en Alonso y no en lo que va a venir". No sabemos los que vendrán, pero sí los que están, y Dani Clos es uno de ellos.