Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Copa Libertadores
  • Liga Portuguesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Bundesliga
Copa Libertadores

WEC

Montmeló se estrena como sede de preparación para el WEC

El Prologue se pondrá en marcha el martes, con dos jornadas de test por delante de cara a una temporada que arrancará el 1 de septiembre en Silverstone.

Montmeló se estrena como sede de preparación para el WEC
James Moy

El Mundial de Resistencia (WEC) se prepara para conocer al relevo de Fernando Alonso, Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima en su nueva temporada. Los test oficiales de pretemporada, conocidos como Prologue, arrancan el próximo martes en Montmeló con dos jornadas de entrenamientos en doble sesión (matutina de 10 a 14:00 horas y vespertina de 17 a 21:00) en las que el Circuit se estrena como sede de preparación a un Mundial en el que el monoplaza ganador, el TS050 de Toyota, presentará cambios notables sobre todo en términos de aerodinámica en la parte delantera.

El fabricante japonés pondrá en pista dos prototipos mejorados que cambiarán de morro, lo cual hará que la carrocería de esa zona retroceda dejando que cada lado sobresalga un poco más. Esa será su apuesta para un curso donde buscarán revalidar las dos coronas que hay en juego, pilotos y constructores, en esta ocasión sin Alonso al volante. El español se cae de la lista del WEC y será otro campeón de Le Mans y ex piloto de la Fórmula 1, Brendon Hartley, quien se ponga a los mandos del TS050 junto a Buemi y Nakagami en una parrilla renovada donde sólo cuatro prototipos de LMP1 serán privados.

Los dos Rebellion, tercero y quinto en su última participación en el Mundial, y los dos Oreca, que se estrenan en el campeonato como sustitutos de los dos SMP Racing, tratarán de plantar cara a los poderosos híbridos japoneses con Mike Conway, José María López y Kamui Kobayashi como su alineación de lujo para el prototipo que lucirá el dorsal número 7 a lo largo de unos entrenamientos que, en total, reunirán sobre el asfalto de Montmeló 30 monoplazas repartidos en seis LMP1, ocho LMP2, cinco LMGTE Pro y 11 LMGTE Am.

La primera prueba de la temporada arrancará el próximo 1 de septiembre con las 4 Horas de Silverstone y la penúltima de esas categorías será la encargada de poner el acento español al Mundial, con un Miguel Molina como único representante nacional en el certamen. El piloto de Gerona tomará parte de los entrenamientos con el Ferrari 488 GTE EVO de AF Corse y compartirá estructura con un Davide Rigon, que también le acompañó en las tres últimas ediciones de Le Mans.