Competición
  • Vuelta a España
  • Serie A

MOTOGP

Rossi ya no es el futuro de Yamaha en MotoGP

Lin Jarvis, director del equipo japonés, asegura que su nivel de dependencia hacia el italiano "ha cambiado", especialmente desde su marcha a Ducati.

Rossi ya no es el futuro de Yamaha en MotoGP
FILIPPO MONTEFORTE

Suenan campanas... y no precisamente de boda. Más bien todo lo contrario. La unión entre Valentino Rossi y Yamaha parece haber entrado en su tramo final después de una primera mitad de temporada donde el italiano, después de 20 años, ha consolidado su peor comienzo en la categoría reina. Y eso hace que ahora, más que nunca, la retirada sea la sombra que persigue a un nueve veces campeón que se encuentra en pleno afán por volver a demostrar la competitividad que le hizo imprescindible en el garaje japonés. Pero eso ya es historia y en Iwata saben que nada volverá a ser como antes.

"Rossi está afrontando su último capítulo con Yamaha" dice Lin Jarvis, director del equipo, a 'Motorsport', sobre la situación actual del italiano. Ese piloto tan necesario que les dio cuatro coronas (2004, 2005, 2008 y 2009) empieza a perder peso en el box de los diapasones e inmerso en "otra etapa de su vida", Valentino ya no forma parte de los planes que tienen en Iwata sobre el asfalto: "Con todo el respeto hacia él, el futuro de Yamaha en MotoGP ya no pasa por Valentino Rossi. Puede estar aquí y ser competitivo durante uno, dos o tres años más. Pero nuestro nivel de dependencia hacia él ha cambiado".

Ese nivel comenzó a variar desde que el italiano decidió marcharse a Ducati, en lo que fue un intento fallido por coronarse con tres estructuras diferentes en el Mundial: "Valentino dejó Yamaha en 2011 y eso sí fue algo gordo. Luego decidió regresar con otra mentalidad y eso lo cambió todo". Rossi recuperó casi todo su poder en Iwata y dejó un legado que todavía le permite mantenerse con vida. Pero una estructura a la altura de Yamaha por su trayectoria y sus números en el Mundial, no sólo necesita tener a una estrella en sus filas sino que además también necesita resultados. Y ahora, Quartararo, podría ser el nuevo protagonista en la casa de los japoneses.

"De vez en cuando se produce una combinación de circunstancias excepcional, con la llegada de un piloto a una moto en concreto, y todo encaja", dice Jarvis sobre el francés, para dejar claro las intenciones del equipo: "Tiene una gran trayectoria por delante y espero que sea vinculado a Yamaha, que hará todo lo que esté en su mano para retenerle". El director de la estructura japonesa cree que MotoGP está preparado para la retirada de Valentino "porque en el Mundial la calidad de las carreras es muy alta" y en cuanto a ese adiós, "las dos partes llegamos a las mismas conclusiones". Aunque espera que sea Rossi quien de el primer paso para despedirse.