Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina
Champions League
D. Zagreb D. Zagreb DZA

-

Rosenborg Rosenborg RSG

-

Olympiacos Olympiacos OLY

-

FC Krasnodar FC Krasnodar KRA

-

Young Boys Young Boys YB

-

E. Roja E. Roja ESR

-

Copa Argentina
All Boys All Boys LLB

-

Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

F1

¿Qué le pasa a Vettel?

La crisis del tetracampeón apunta ahora a Ferrari, aunque Binotto respalda al alemán. “Hay que ser justos y no juzgar una vuelta en particular”, reivindica ‘Seb’

¿Qué le pasa a Vettel?
JOHN SIBLEY REUTERS

¿Cómo describiría su 2019 con una palabra? Sonríe Seb y responde: "Difícil". Vettel aguanta el temporal después de tres grandes premios muy lejos de su mejor nivel, superado por Leclerc y, sobre todo, por las circunstancias. Desde aquella sanción que le dejó sin victoria en Canadá, previa al número y a la rabia, todo se le tuerce al alemán. El accidente que provocó arrollando a Verstappen en Silverstone es sólo la gota que colma el vaso en la escasa paciencia de la crítica italiana.

La crisis ahora apunta a Ferrari, 'La Gazzetta' pide "cambio de guardia", 'Autosprint' dice que "el capitán fracasa" y el veterano periodista Pino Allievi señala la "inacción de Maranello con un piloto que no ha ganado nada en cinco años". La realidad es que Vettel permitió a su escudería luchar por el título durante la mitad de 2017 y 2018 sin tener un Mercedes y es un tetracampeón con 52 victorias y 56 poles en la F1, único en su especie. También es cierto que ha cubierto el cupo de errores desde Hockeheim 2018, cuando se estrelló mientras lideraba la carrera y el campeonato.

El piloto, de 32 años, mantiene la calma de puertas hacia fuera: "Si queréis hablar de frustración, al final nos han faltado resultados este año. Pero también nuestras carreras podrían haber terminado de otra manera". Tampoco su embestida a Verstappen merece más escarnio, justifica: "Hay que ser justos y no juzgar una vuelta en particular. Pedí disculpas a Max, era consciente. Para mí eso es más importante que la opinión de cualquier comisario. Pero empecé sexto e iba tercero, no sería por casualidad...".

Tanto el alemán como Leclerc están confirmados para 2020 por Binotto, director de la escudería. Eso no es garantía de nada, como ya afirmó el propio Vettel: "Ferrari puede despedirme y yo puedo irme cuando quiera". Pero él quiere seguir, nada ha cambiado en su sueño de ser campeón del mundo vestido de rojo, aunque a partir de 2021 tenga ciertas dudas a la espera de que se anuncie el próximo reglamento. Sobre sus intenciones a corto plazo, su jefe le respalda: "Sigo viéndole con ganas de ganar, su objetivo único es ganar con Ferrari". En el paddock se respira otra tendencia, la de los continuos rumores que le sitúan fuera y que abrirían la puerta a otro piloto top para el año que viene, esa es la opción que sí acercaría un regreso de Alonso a la F1. Pero en el garaje siempre se ha querido a Vettel, "es un gran jugador de equipo además de un gran líder" para Mattia.

A Maranello le gusta decidir antes del GP de Italia, en Monza, a primeros de septiembre. Sus tres máximos responsables, Elkann (Fiat), Camilleri (Ferrari) y Binotto (F1), llevan menos de un año en su cargo actual y la solución conservadora parecerá siempre más factible: en lo que va de siglo, Ferrari sólo ha tenido siete pilotos titulares. No gustan los cambios y su apuesta de futuro ya está hecha: es Leclerc. Si la presión se vuelve contra el cavallino rampante, quizás se vean obligados a buscar una alternativa. Pero quedan once grandes premios por delante, Seb tiene tiempo de sobra para cambiar la tendencia. Y ganas: "Estoy deseando llegar a Hockenheim".