Competición
  • Champions League
  • Europa League

FÓRMULA 1 | ENTREVISTA

¿Quién es Guenther Steiner?

El jefe de Haas charla con AS sobre su visión de una F1 ideal, el papel de Magnussen y Grosjean o su pasado en los rallys: "De Sainz aprendí cómo la determinación te lleva al éxito".

Guenther Steiner, jefe de Haas.
Andy Hone

Los monoplazas de Haas, primeros con bandera norteamericana en la Fórmula 1 desde 1986, alternan clasificaciones espectaculares con fines de semana a la cola del pelotón. Sus pilotos, Magnussen y Grosjean, también enfrentan vueltas brillantes y accidentes inexplicables. Su máximo responsable, Guenther Steiner, tiene una de las personalidades más fuertes del paddock. AS se encuentra con el dirigente italiano, de 54 años, en el primer piso del hospitality negro y dorado.

"Si ves la zona media, Renault tiene un presupuesto mucho mayor que el resto, pero los demás estamos parejos. ¿Por qué podemos llegar a ser el cuarto coche a una vuelta? Supongo que estaremos haciendo un mejor trabajo", introduce. Su irrupción en la F1 les ha llevado a competir directamente con gigantes e históricos, como Renault, McLaren o Williams. "En algunos medios dicen que es por nuestra colaboración con Ferrari. Claro que eso ayuda, es obvio, pero la parte más importante de las prestaciones de un F1 las obtienes de la aerodinámica y eso lo tenemos que hacer nosotros. El mérito es haberlo hecho en pocos años a tan alto nivel".

Porque Haas adquiere parte de las piezas de su coche directamente de Maranello, aunque sólo aquellas que no deben ser originales según el reglamento. También montan motores italianos. Y también sufren día sí y día no para hacer funcionar los neumáticos Pirelli, como Binotto y compañía. ¿Tiene algo que ver? "Ferrari en Montreal iba perfecto y nosotros no funcionamos. Es similar, pero en sitios diferentes, de hecho nos sucede cuando Red Bull tiene problemas, y de ellos no compramos nada...".

No culpa a sus pilotos de que los puntos del domingo no sean los que han prometido sus sábados hasta ahora. "Errores, estrategia, neumáticos, y en algunas cosas influye que nos falta experiencia", justifica. Sobre Magnussen y Grosjean, que van por su tercera temporada juntos: "Han tenido días malos, pero creo que no la han pifiado mucho este año. De momento. Cuando queramos ir en otra dirección haremos cambios, pero no tiene sentido cambiar por cambiar, en nuestra liga no hay muchas opciones de pilotos mejores". Hay algún campeón del mundo libre: "Los pilotos de ese nivel tienen que querer ir a tu equipo. Tú no puedes ir a por ellos, porque nunca estarían contentos y terminaría siendo perjudicial".

Para Steiner, la F1 ideal tiene "diez equipos que pueden luchar por podios". "No digo que todos ganen, eso no debe pasar porque sería una lotería, pero sí competir por los patrocinadores y por la presencia en los medios. Creo que con las normas que preparan para 2021 no vamos a eso, pero nos acercamos. Ha llevado mucho tiempo que se genere este escalón entre los top y la zona media, son 10 o 15 años, no podemos esperar que se resuelva ahora en un año", desarrolla.

Pasado: de los rallys a la F1

Antes de Haas, Guenther, con mujer y una hija y residente en Carolina del Norte, estuvo en Jaguar, Red Bull y la Nascar. Llegó al Gran Circo procedente de la era más gloriosa de los rallys, las décadas de los 80 y 90. De hecho, fue mecánico de Carlos Sainz en Lancia y uno de los jefes de M-Sport cuando el madrileño y McRae corrían para Ford. "¡Ah, el rey Carlos! ¡Matador! Un piloto muy, muy exigente pero muy, muy profesional. Sigo teniendo muy buena relación con él y siento mucho respeto, aprendí mucho de Carlos. De cómo la determinación te lleva al éxito. Es una persona increíble, que nunca para. Y digo exigente de forma positiva, porque si no me llamará por teléfono y me dirá: '¿Pero por qué dices que soy exigente, si no lo soy", bromea.

Trabajó también a las órdenes de Niki Lauda, otro 'exigente' con quien "siempre tuvo muy buena relación". Quizás por todo ese bagaje, y también por la proyección que ha dado de él el documental de 'Netflix' sobre la F1, ahora Steiner se ha ganado esa fama de 'tipo duro' en el paddock. "Mucha gente me lo dice, pero no he visto la serie. Creo que soy un tipo duro, pero también justo. Pero mi trabajo es asegurarme de que cada individuo se esfuerza al máximo".