Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Copa Libertadores
  • Liga Portuguesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Bundesliga
Copa Libertadores

GP DE CATALUÑA | MOTOGP

Vence Márquez y Lorenzo tira a Dovizioso, Maverick y Rossi

Error desafortunado del balear en la curva 10 de la 2ª vuelta, que se cae al entrar pasado y se lleva con él a tres de los rivales de Marc, con vía libre hacia el triunfo.

Dos vueltas duró la emoción por la victoria en el GP de Cataluña de MotoGP. Ese fue el tiempo que tardó Lorenzo en cometer un error clamoroso y desafortunado al llegar a la frenada de la curva 10, la del estadio. Él no quería y fue el primero en irse al suelo, pero cometió la torpeza de llevarse en su viaje hacia el desastre ni más ni menos que a Dovizioso, Maverick y Rossi. Y todo eso a espaldas de un Márquez que había adelantado al de Ducati al llegar a ese punto y que se libró por poco de la catastrófica carambola que despejó su camino hacia la victoria. La cuarta de la temporada para él. La que le hace mucho más líder.

El enfado de todos los implicados con Lorenzo era de órdago, y con razón, porque es inexplicable que un piloto de su experiencia cometa semejante error de júnior cuando aún no se había cumplido ni la segunda vuelta de una carrera programada a 24. El mallorquín salía décimo y por vez primera se veía cerca de las posiciones de cabeza con una Honda que había calzado esta vez con goma blanda delante y detrás, como Dovizioso, Petrucci o Maverick, que al llegar al box hacía gestos a cámara muy enfadado pidiendo a su rival que pensara, llevándose el dedo a la cabeza. Y en el box oficial Ducati la historia no era diferente, porque Davide Tardozzi, su team manager, aseguraba desolado que les sorprendía que un piloto como él pudiera cometer un fallo así, para ponerse tercero en la segunda vuelta, y tal vez daba en la tecla para entender el motivo: “No me lo esperaba y seguramente haya sido condicionado por su situación actual”.

Con la carrera en marcha, el interés estuvo por las otras dos plazas de podio y por conocer las primeras explicaciones de Lorenzo, que llegaron en el micrófono de las televisiones. En DAZN dijo: “No ha tenido graves consecuencias físicas afortunadamente, pero he tirado por la borda tres fines de semana. Esa curva es muy cerrada. Se forma un embudo y es fácil forzar y al tocar el freno que se vaya la rueda delantera. Siento haber hecho un strike. Me sabe mal porque les he fastidiado el fin de semana a tres pilotos más, pero ahora no se puede cambiar. No iba por encima de mis posibilidades, intenté un adelantamiento que me ha salido mal y lo siento por mis rivales”.

Volviendo a la carrera, resultó de las más accidentadas del año, porque también se cayeron Syahrin, Smith, Abraham, Morbidelli, Bagnaia y Crutchlow. No se cayó Aleix, pero se retiró al lesionarse gravemente en una pierna por el impacto de la moto de Smith, su compañero como probador en Aprilia y que aquí corría como piloto invitado.

En cuanto a la pelea por el podio, la segunda plaza fue para un Quartararo que ya no tendrá la posibilidad de quitarle a Márquez el récord de la victoria más joven de la historia, pero que se llevó una gran alegría al firmar a sus 20 añitos su primer podio en la clase reina.
El tercer peldaño fue para Petrucci, que mantuvo una preciosa batalla por momentos por la segunda plaza con Rins. El de Suzuki se tuvo que conformar al final con la cuarta plaza, y es buena después de haber estado a punto de irse al suelo en el final de recta de la vuelta 18. El catalán se rehízo y le acabó ganando la batalla por ese cuarto a Miller y Mir, que con este puesto consigue su mejor resultado en la clase reina. Meritorio fue también el noveno puesto de Rabat, por resultar superviviente en una carrera que sólo acabaron 13 de los 24 que comparecieron en la parrilla. Y el séptimo de Pol con la KTM, aunque eso en él ya no es una novedad.

Volviendo al planeta Márquez, la cuarta victoria del año le sitúa ya con 37 puntos de ventaja sobre Dovizioso y 39 sobre Rins. Se empiezan a hacer apuestas sobre dónde rematará este año su sexto título el campeón. Que me apunten la opción de Japón, como el año pasado.