WEC | 24 HORAS DE LE MANS

Tremendo enfado de Fernando Alonso de madrugada en Le Mans

ANTONIN VINCENT / DPPI / AFP7 /

El asturiano estaba preparado con el casco y el mono puesto para subirse al Toyota cuando el equipo, en una decisión inaudita, decidió que siguiera Buemi y tuvo que esperar 40 minutos más.

Estaba previsto que se subiera a las doce, después a la una y pasarán las tres de la madrugada cuando Fernando Alonso se ponga a los mandos del Toyota. El asturiano en esos momentos ha estado dos horas, treinta cuatro minutos y dieciocho segundos en el coche japonés y estaba preparado para subirse, con el mono, el casco puestos y el asiento en la mano. Pero... cuando ya lo tenía todo para estar en el Toyota 8, en el equipo decidieron preguntar a Sebastien Buemi, que en esos momentos erá líder, si quería continuar. El suizo dijo que sí y Alonso tuvo que esperar. Poco después perdió el liderato.

Alonso en esos momentos hizo un gesto lógico de evidente disgusto con las manos y se fue del box a descansar porque Buemi tenía otro stint de unas once vueltas por delante y le tocaba esperar un buen rato, al menos cuarenta minutos más. Increíble, pero así fue. A Alonso, lógico, no le sentó muy bien la decisión.