Competición
  • Champions League

FÓRMULA 1 | GP DE AZERBAIYÁN

Sainz y Bakú: "Puede haber una oportunidad para algo especial"

Carlos Sainz.

McLaren

El año pasado fue quinto con el Renault y solo pide tener una carrera limpia para intentar llevarse su primera alegría de la temporada.

Después de tres carreras, solo hay cinco pilotos con su casillero de puntos aún por estrenar: Giovinazzi, Grosjean, Russell, Kubica... y Sainz. Es especialmente doloroso ver en esa lista a Carlos, y no porque sea el único representante español, sino porque tiene coche y manos para poder estar mucho mejor posicionado en el Mundial. El McLaren ha empezado 2019 con buen pie y el madrileño no ha podido reflejarlo en sus resultados por una serie de infortunios ya conocidos, pero espera que Bakú sea su particular punto de inflexión.

Y es que sabe que si hay una carrera en la que pueden pasar cosas que alteren el orden lógico de la parrilla es la de Azerbaiyán. Eso, unido al potencial que está mostrando el MCL34 y a la predilección de Sainz por el circuito urbano, le hacen tener buenas vibraciones: "Bakú es uno de mis circuitos favoritos, es una pista impredecible, pero eso es lo que lo hace tan emocionante. Siempre se puede sentir que todos los pilotos esperan esta carrera, porque todos saben que podría haber una oportunidad para algo especial".

"El año pasado tuve una gran carrera en Bakú terminando quinto", recuerda Carlos sobre su mejor resultado vistiendo de amarillo Renault. Fue un domingo algo caótico y pretende volver a pescar en río revuelto y llevarse una alegría como la de entonces, aunque para eso solo pide que esta vez no le pase nada a él. "Mi ambición siempre es mejorar, en cada pista, en cada temporada, así que espero que tengamos una carrera limpia y podamos tener una buena actuación", dice en el comunicado previo de McLaren.

Aunque sea de los pocos con cero puntos en el comienzo del Mundial, está convencido de que con su filosofía de trabajo los resultados acabarán llegando: "Ha sido un comienzo frustrante en el campeonato, ya que hay demasiadas cosas fuera de mi control, pero eso también es parte de las carreras. Estoy decidido a seguir empujando sin importar lo que pase y seguir siendo paciente. El trabajo duro, la actitud positiva y la dedicación siempre dan sus frutos". Ojalá empiece a recogerlos ya en Bakú.