Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

DAKAR | ENTREVISTA

Jesús Calleja: "Al Dakar me llevaría a Trump de copiloto"

El comunicador leonés afronta su tercera participación en el rally con "un coche pata negra" dentro del equipo Overdrive. "Ahora no tengo disculpa".

Jesús Calleja se lo juega "todo a una carta". En su primer Dakar le faltó preparación y en el segundo, coche. Así que llega al tercero, el de 2019, con la mejor preparación y el mejor coche: un prototipo de Overdrive, el equipo que aspira a ganar el rally con los Toyota de Al Attiyah o De Villiers. Acude a la presentación con su flamante nueva montura, vestida con los colores de Correos. Con 53 años, este comunicador leones vive entre desafíos y se ha buscado el más  duro entre los deportes de motor.

-Ha hecho cumbre en cimas imposibles, ha superado las peores condiciones climatológicas, afronta los retos más exigentes... ¡y todavía no ha terminado un Dakar!

-Pues muy sencillo. En el Dakar hay dos cosas importantes: tienes que ir bien preparado, y saber a dónde vas para meterte por las dunas, y tienes que tener un buen coche y un buen equipo. En mis anteriores dakares tuve muy poco presupuesto y creo que el año pasado llevé el peor coche que había en cuanto a potencia, todo era de serie y en una edición tan bestial el motor lo fríes, a la mitad de la carrera la mecánica no puede más. Ahora tengo el equipo y el coche con fiabilidad, no me van a dar problemas.

-Tiene un coche pata negra que perfectamente puede ganar el Dakar...

-Usted lo dice, tengo un coche pata negra. Estoy quizá en la mejor estructura, Overdrive, que junto a Mini son los que pueden ganar. Luego está la rareza de Loeb con el Peugeot, que ya no es oficial y nadie sabe muy bien qué pasará, pero estará entre uno u otro. Nasser (Al Attiyah), Ten Brinke y De Villiers llevan la evolución con mejor centro de gravedad, pero mi coche es el que llevaba Nasser hace dos años y probablemente tiene el mejor chasis, el mejor motor, la mejor suspensión, las mejores cubiertas... ahora no hay disculpas, donde me quede es donde tengo que estar siempre que el coche no falle. Ahora sabremos dónde estoy. Aunque estos coches son tan buenos y tan rápidos que es fácil tener un error. El año pasado con medio rally habían caído ya todos menos Carlos Sainz. Arriba hay diez buenísimos que sí o sí estarán, pero a partir de ahí es cuestión de usar la cabeza más que apretar.

-¿Cómo se vio en Perú en el último Dakar?

-Las siete etapas más duras del Dakar 2018 las pasamos con un coche de 200 CV. Es cierto que si un coche top pasa la duna siguiendo un camino más o menos recto, yo tengo que ir sorteando para poder llegar arriba. Este año serán diez días así y dicen que más complicados que el año pasado, con dunas más técnicas y agresivas. Pero a mí ese terreno me gusta, cuantas más complicaciones y trampas, más me gusta y más oportunidades tenemos. En dunas es donde el piloto decide, porque en pista todos sabemos ir más o menos rápido.

-¿Qué le ha enganchado del Dakar?

-Mi vida está asociada a la aventura y soy insistente cuando quiero hacer algo. Si voy a hacer una sima, quiero la más profunda del mundo. Si voy a escalar una montaña, quiero la más alta. Si voy a bucear, quiero bajar donde no se suele bajar. Y si voy a hacer un rally, tiene que ser el más duro del mundo. Es donde dejas huella y tu currículum se alimenta de esos retos, los más complicados de cada disciplina. El Dakar tiene que estar en mi currículum porque no tiene que ver con nada de lo que hago, eso me pone.

Jesús Calleja, a los mandos del Overdrive.

"El Dakar es la carrera más dura y tiene que estar en mi currículum"

Jesús Calleja

-¿Cómo es ese Dakar del pelotón? Porque estamos acostumbrados a ver a Sainz o Peterhansel 'pisándole', pero los de atrás pasan por muchas dificultades...

-No tiene nada que ver. Salimos los últimos, así que perdemos dos horas de luz. Cuando llegamos a las dunas están pasadas por los primeros y las han aniquilado, el terreno está movido, escarbado. Cuando llegas al fesh-fesh, todo el polvo se convierte en una niebla y no ves. Además llegas más tarde y te alcanza la noche, que si te coge en la pista, bueno; pero en las dunas de noche pasas miedo, no ves nada, es un auténtico infierno. Aun así hay algo que te engancha. Si tienes una avería llegas al campamento y ya no hay cena porque se la han comido, tienes que montar la tienda de campaña y cuando quieres descansar, ya casi es por la mañana. El cansancio te atrapa y mucha gente se desespera y se va. Aunque yo nunca me he ido por cansancio, en ese aspecto soy sólido y me entreno una barbaridad, me he ido porque el coche ha dicho basta. Por eso este año me lo he jugado todo a una carta.

-De ese bucle avería-falta de sueño-siguiente etapa, ¿cómo se sale?

-Un 70% se retiran, estallan. Y luego el otro 30% siguen y siguen como pueden. Por ejemplo Cristina (Gutiérrez) entró en esa fase, pudo arreglar el coche y pasó un infierno, la pongo como ejemplo porque es de las mías. Cristina se pasó la mitad del Dakar sin dormir, en unas condiciones durísimas, que no puedes ni concentrarte. Cuando te empieza a atrapar el Dakar, enganchando etapas así, hay altísimas probabilidades de que abandones.

-¿A quién se llevaría de copiloto para un 'Planeta Calleja' en el Dakar?

-A Donald Trump. Me encantaría llevarle para decirle: "¡Ahora estás en mis manos, hay una serie de condiciones que vamos a pactar!". (Su copiloto en el Dakar será el argentino Eduardo Blanco, uno de los responsables de la escudería Jatón Racing).

-Mucha suerte.

-¡Muchas gracias!

Jesús Calleja habla con Jesús Balseiro, de As.

"Se te hace de noche en las dunas y pasas por un infierno"

Jesús Calleja