AS PARA... MITSUBISHI

AS PARA... MITSUBISHI

Mitsubishi Outlander PHEV: mejorando lo que ya era bueno

La nueva generación del exitoso SUV híbrido enchufable es ahora más potente y está más equipada sin renunciar a su eficiencia.

El Mitsubishi Outlander PHEV aterrizó en Europa en octubre de 2013 y desde entonces se ha convertido en el SUV híbrido enchufable más vendido del mundo, superando las 150.000 unidades, dos tercios de ellas en el mercado continental. Tras una primera actualización en 2015, llega ahora a los concesionarios una versión completamente renovada que mejora a la precedente en destacables aspectos, especialmente en los más importantes, los tecnológicos.

Su capacidad eléctrica y térmica se incrementan de forma significativa, empezando por el nuevo motor de 2,4 litros (sustituye al 2.0 anterior) para un rendimiento total de 230 CV (frente a los 203 CV que alcanzaba su predecesor). Su velocidad máxima en modo eléctrico cero emisiones llega a los 135 km/h, sin que nada de ello afecte de forma negativa a su eficiencia, uno de sus principales argumentos: una autonomía eléctrica de 54 kilómetros, con un consumo medio de 1,8 l/100 km (en los 100 primeros recorridos) y emisiones de C02 de 40 g/km.

Sigue contando con dos motores eléctricos, acoplados uno en cada eje para mantener la tracción integral, muy valiosa en un vehículo de su polivalencia, que ofrece una habitabilidad ideal para un uso familiar en cualquier circunstancia, incluyendo un generoso maletero. Ello también es posible al no enfrentarse a las limitaciones de autonomía propias de los modelos 100% eléctricos, que producen cierta ansiedad en sus usuarios ante la posibilidad de quedar inmovilizados por el inesperado agotamiento de las baterías.

Mitsubishi también introduce modificaciones en el diseño del Outlander, como la nueva parrilla, el alerón posterior o las llantas de 18 pulgadas de nuevo diseño. En el interior se aprecian avances en la calidad de los materiales y en la instrumentación, con un tablero que ofrece mucha más información al conductor. El sistema de tracción total cuenta con un nuevo modo “Snow”, concebido para su utilización en firmes de baja adherencia, junto con el modo “Sport” en el que se priorizan las prestaciones del vehículo.

La batería de 13,8 Kw, un 15% más capaz que la utilizada anteriormente, se recarga en cualquier toma de corriente en unas cinco horas, estando disponible un accesorio opcional para cargadores rápidos que pueden alcanzar el 80% de esa capacidad en menos de media hora. Todo ello sin olvidar que el Outlander PHEV dispone de un sistema de frenado regenerativo, controlable en seis niveles mediante unas levas en el volante, que permite al conductor incrementar la recarga en las deceleraciones.

Como complemento y coincidiendo con el lanzamiento del nuevo Outlander, Mitsubishi España ha alcanzado un acuerdo de colaboración con Endesa que permitirá a los compradores de su SUV híbrido enchufable realizar todo el proceso de instalación de una toma de recarga de un modo rápido, sencillo y económico. La compañía eléctrica se encarga de todos los trámites burocráticos y del montaje del punto doméstico, con un precio que oscila entre los 900 y 1.500 euros dependiendo de la complejidad de la instalación. Además, Endesa no facturará a los clientes los primeros 100 kWh de carga de cada mes (cuando se recarguen en tarifa nocturna), que se traducen en una autonomía de unos 540 kilómetros.

La gama se amplía con una versión de acceso denominada Motion, que disfruta ya de un completo equipamiento a un precio de 33.295 euros, incluyendo los incentivos de la marca y en caso de optar por su financiación. Se mantiene la propuesta superior Kaiteki, que en las mismas condiciones promocionales asciende hasta 38.120 euros.

Sin duda, una interesante alternativa para todos aquéllos que busquen un vehículo polivalente, con las mismas posibilidades de cualquier SUV de su segmento, la eficiencia que sólo puede ofrecer un híbrido enchufable y todas las ventajas prácticas, económicas y fiscales de esta tipología con el etiquetado de 0 Emisiones de la DGT, idénticas a las de los eléctricos puros pero con las que no cuentan los híbridos convencionales.

De este modo, según el lugar de residencia, el Outlander PHEV puede circular en todo momento por los carriles de alta ocupación de acceso o salida de las ciudades, disfrutar de descuentos en algunos peajes, aparcar sin limitaciones y de forma gratuita en las zonas controladas y no verse afectado por las limitaciones que se impongan en los episodios de alta contaminación urbana.

0 Comentarios

Normas Mostrar