MOTOGP | GP DE ITALIA (MARC MÁRQUEZ)

"Es curioso que celebren más mi caída que la victoria de otro"

Márquez: "Me lo dijeron todo cuando estaba Pirro en la gravilla, sin saber si estaba vivo o muerto, y sólo estaban preocupados de abuchearme cuando me enfocaban".

Mugello
0

Marc Márquez no pierde la sonrisa en Mugello, ni a pesar de la caída que le relegó a la decimosexta plaza, ni tampoco por la bochornosa celebración del público del GP de Italia para celebrar su caída. Lo que sí ha hecho es responder con contundencia cuando se le ha preguntando por ello.

-¿Qué le parece lo que ha pasado hoy, que le hayan pitado y que hayan aplaudido cuando se ha caído, incluso en la sala de prensa? Da bastante asco visto desde fuera.

-Bueno, es una cosa que me esperaba. Que celebren la caída de un piloto está claro que es triste, porque tenemos nuestros riesgos en pista. ¿Qué se ha alegrado mucha gente de mi caída hoy? También lo sé. Es curioso que celebren más la caída de un piloto que la victoria de otro, esto es lo más curioso. Pero estamos en este punto. También hay diferentes factores que han hecho llegar allí, no viene por sí solo. Ya me lo dijeron todo cuando el viernes estaba un piloto en la gravilla (Pirro), que no sabíamos cómo estaba, no sabíamos si estaba vivo o muerto, porque después de una caída a 300 te puedes imaginar lo que puede llegar a pasar, y sólo estaban preocupados de abuchear a otro cuando le enfocaban las cámaras. Esto te lo dice todo.

-Supongo que no le gustaría nada que su gente abucheara así al resto en Montmeló.

-Está claro y siempre lo he dicho. Lo dije en 2015 y 2016: espero que nunca mi aficionado lo haga, espero que sea un aficionado al motociclismo y que tenga respeto a todos los pilotos. Esta es la parte más importante. Cuando se cae un piloto, si te alegras, lo llevas por dentro, y ya está. Esto es motociclismo, nos jugamos la vida en la pista. Pero es una cosa que es incontrolable. Es una cosa que, por lo menos yo a mis aficionados les pido que no hagan nunca con ningún piloto.

-Ayer dijo que no se veía ganando, pero con la salida que ha hecho y las primeras vueltas tenía pinta de tener opciones.

-Dije que no me veía ganando pero que saldría con la mentalidad ganadora, y ha sido así. He salido intentando arriesgar mucho en las dos primeras vueltas, lo he hecho, me ha salido bien, y cuando lo tenía todo más o menos posicionado ha llegado la caída más inesperada que he tenido en esta temporada. Por eso recalcaba ayer tantas veces ‘es una carrera para coger puntos’, aunque alguno no os lo creyerais. Pero recalqué mucho esto porque sabía del riesgo, sobre todo por el neumático delantero. Aquí había unos neumáticos delanteros un poco especiales, que hacía un año que no traían, y me tocaba correr con eso. Y hacía un año que no me caía, y un año que no montaba este neumático. Así que todo ha coincidido.

-¿Le perjudica o beneficia para el campeonato la recuperación de Lorenzo?

-Hoy a mí Jorge me ha echado un cable ganando, porque ha restado puntos a los perseguidores que estaban más cerca, pero no estoy contento de este resultado, porque he tenido una caída. Pero viene bien, porque había gente que me veía campeón con una mano y esto no es así. Siempre he recalcado que el campeonato es muy largo y que puede pasar de todo. Se ha visto aquí. Lo importante es que, pese a tener dos ceros y haber gastado el comodín que no quería gastar, estamos 23 puntos por delante, un colchón de una carrera, cuando el año pasado salí de aquí 37 por detrás. La película cambia.

-¿Qué puede decir de la primera victoria de Lorenzo con la Ducati?

-Es un rival más. Ya hacía tiempo que asomaba la cabeza y que estaba muy cerca. Seguro que se habrá quitado un peso de encima bastante grande y que ha tapado alguna que otra boca. (Sonrisa). Esto es así. Cuando más criticado estás, más rabia sacas, así que seguro que estará muy contento. Yo nunca he dudado del talento de Jorge y sabía que llegaría. Ha sido en Mugello, una de las pistas en las que va rápido, pero creo que estará luchando ya en cada carrera.

-¿Por qué ha dicho que ha sido la caída más inesperada?

-Hay veces que vas más al límite y, si me hubiese caído en las dos primeras vueltas, lo hubiese medio entendido. Cuando ha venido estaba ya detrás de Lorenzo, posicionado, sin empujar más de la cuenta y ha venido así. No he podido salvar esta y me veía peleando por el podio.

-Con lo bien que es esta Honda, ¿por qué ha sufrido tanto aquí?

-Por los neumáticos. Por la mañana iba más fuerte, pero con la subida de la temperatura el neumático es demasiado blando.

-¿Por qué tantos pilotos han rechazado ya ser sus compañeros de equipo?

-No lo sé, es algo que hay que preguntar a Honda. Yo siempre digo que quiero el compañero más fuerte posible. Sé que algunos pilotos han dicho no a la oferta… Por supuesto que hemos ganado tres carreras este año, pero los otros pilotos están dentro del circuito y ven que la Honda no es una moto fácil. Tienes que empujar mucho con ella y no sé la cantidad de caídas que he salvado este fin de semana con ella. Hay que pilotarla al límite y a veces es difícil”.