Temas del día

Alonso se pone a prueba con 1.000 caballos en Eau Rouge

AUTOMOVILISMO | MUNDIAL DE RESISTENCIA

Alonso se pone a prueba con 1.000 caballos en Eau Rouge

Alonso se pone a prueba con 1000 caballos en Eau Rouge

TOYOTA GAZOO Racing

TOYOTA GAZOO Racing

El WEC inicia su temporada 2018-19 con las 6 Horas de Spa y el asturiano debuta con Toyota. El formato, las carreras y los principales rivales.

Siempre quedan desafíos para un piloto, incluso después de 17 temporadas en la élite. Se puede ser un novato y haber disputado 300 grandes premios de Fórmula 1. Se puede aspirar a más, mirar fuera, y ambicionar otra clase de coronas, una Triple Corona. Fernando Alonso se adentra en el gran reto de 27 carreras en 2018, que empezó en enero en Daytona, siguió con su F1 y desde este miércoles continúa en el Mundial de Resistencia con las 6 Horas de Spa. Se pondrá a prueba con el Toyota TS050 Hybrid y sus 1.000 caballos de potencia híbridos en Eau Rouge, una curva de leyenda, con la vista puesta en las 24 Horas de Le Mans, pero también en esta gran carrera belga que inaugura la temporada 2018-19 del WEC, en la que luchará por su primera victoria en un Mundial de la FIA desde el GP de España de 2013.

Qué es el WEC. El Mundial de Resistencia es mucho más que las 24 Horas de Le Mans. En la temporada 2018-19 se disputarán ocho carreras, la primera este sábado en Spa-Francorchamps. Coinciden cuatro categorías de coches en la pista que compiten entre sí: dos de prototipos, LMP1 y LMP2, y otras dos de GT: profesional y amateur.

Las carreras. Son de larga duración: 6, 12 o 24 horas. Por tanto, se corre en equipo con tres pilotos para un mismo coche. En una carrera de seis horas, por ejemplo, cada piloto completará alrededor de dos horas de la misma. Los cambios de piloto se realizan al parar en boxes para repostar y cambiar neumáticos y en una carrera como la de Bélgica puede haber entre cinco y ocho paradas. Los adelantamientos son menos relevantes y las diferencias se marcan a través del ritmo de carrera y la fiabilidad.

LMP1. Es la categoría principal y esta temporada se resume en un ‘Toyota contra el resto’. Los japoneses son el único fabricante oficial y tienen dos coches, el número siete con López, Conway y Kobayashi y el número ocho con Alonso, Buemi y Nakajima. Son también el único coche híbrido, lo que les brinda mejores prestaciones generales que el resto de LMP1. Para intentar reducir las diferencias, los LMP1 privados pueden utilizar más gasolina por vuelta, tienen un depósito más grande y un coche 45 kilos más ligero.

Rivales. Serán diez LMP1 contando a los dos Toyota. Entre los pilotos con más nombre: Button, Petrov y Aleshin en el equipo ruso SMP Racing o Jani, Lotterer y Bruno Senna pilotando el prototipo de Rebellion. En LMP2 participan otras caras conocidas como Vergne (G-Drive) o Maldonado (Dragonspeed)

GT. Hay una verdadera lucha de fabricantes entre los gran turismos: Ferrari, Ford, BMW, Porsche y Aston Martin cuentan con equipos oficiales o semioficiales. Y en sus filas, pilotos con bagaje en el automovilismo mundial como Bird, Tomczyk, Blomqvist, Da Costa, Bruni, Fisichella, Kanaan...

El coche: Toyota TS050 Hybrid

Chasis de fibra de carbono y carrocería con la cabina cerrada. Motor V6 de 2.4 litros de 500 caballos de potencia en el tren trasero y sistema de propulsión híbrida de tracción total que aporta 500 caballos adicionales. Caja de cambios secuencial de siete velocidades. Neumáticos Michelin de 18 pulgadas y frenos de carbono. En Spa, Toyota estrenará su versión con baja carga aerodinámica que sacrifica agarre en las curvas para competir con los LMP1 privados, más ligeros, pensando en las rectas inmensas de Le Mans.

0 Comentarios

Normas Mostrar