Márquez: "Si no lo intento, no me iría a dormir tranquilo"

MOTOGP | GP DE AUSTRIA

Márquez: "Si no lo intento, no me iría a dormir tranquilo"

"No ha salido como me esperaba, pero seguro que el espectador ha disfrutado", dice un Marc que valora a Dovizioso: "Se ha merecido ganar".

Spielberg

Entre la amplia explicación de Marc Márquez sobre la carrera del año, su gran duelo con Andrea Dovizioso en el GP de Austria de MotoGP, hay una frase que le define por encima de las demás. Es en la que dice que, si no lo hubiera intentado en la última curva, no se hubiera ido tranquilo a dormir. Pero no es la única perla que ha dejado el líder de la clase reina, porque ha estado sembrado en sus declaraciones.

-Ha dicho en inglés que, si no lo hubiera intentado en la última curva, no se hubiera ido tranquilo a dormir. Así es usted...

-Tal y como está el campeonato, hay que ser regular pero a la vez arriesgar porque está muy apretado y, si puedes conseguir un punto más lo tienes que intentar. Ha sido una carrera al límite y Dovizioso se merecía la victoria, tenían un pelín más que yo, estaba sufriendo un poco, se veía que hacía la goma durante la vuelta. Me salvaban las dos curvas de izquierdas, donde le recuperaba bastante, pero lo he intentado en la última curva. Lo he intentado porque, si no lo intento, no me habría podido ir a dormir tranquilo y esto es lo que me caracteriza. No ha salido como me esperaba, pero seguro que el espectador ha disfrutado.

-¿Por qué no lo ha intentado en la última vuelta en las dos curvas de izquierdas?

-No llegaba. Estaba súper lejos, pero me he intentado concentrar al máximo en esas dos curvas y he recuperado muchos metros pero... Hoy se ha notado que ha subido la temperatura diez grados en la pista y esto ha hecho que el neumático de detrás sufriera y también el neumático delantero. Sabía que iría al límite, pero no podía arriesgar. He probado una opción más dura y no podía asumir ese riesgo. Prefería manejar o intentar gestionar los gestos del blando que no una caída con el duro.

-Dice que el aficionado habrá disfrutado, ¿y usted?

-(Sonrisas). Bueno, disfrutar, disfruto más cuando voy con un pelín más. Siempre hay algún piloto en una última vuelta que tiene un pelín más que el otro. Se disfruta cuando tu tienes este pelín más, pero hoy lo tenía Dovizioso y yo iba un poquito con el gancho en el cuello. Ya habéis visto como en las últimas diez vueltas cometía errores, me costaba parar la moto, patinaba demasiado entrando y no lo podía controlar, pero al final lo hemos intentado. Con lo que me quedo es con las sensaciones que tengo encima de la moto, ya que al principio de la temporada no me veía con corazón de intentar cosas así, y ahora sí. Eso significa que el feeling está mejorando, estamos mejorando la confianza con la moto y vuelvo a sentir ese momento. Aún hay cosas para mejorar, pero tenemos ese momento dulce que me permite salvar caídas y probar cosas como la que he probado en la última vuelta.

-¿Por qué tenía tantos problemas en la curva 2?

-Bueno, por lo que venía avisando durante todo el fin de semana ya que hemos cambiado el balance para intentar mejorar al acelerar y sufría más frenando. Durante el fin de semana ha ido más o menos bien, pero esos diez grados más de temperatura en pista hicieron que el neumático lo notara blando y aún me costaba más para la moto.  No me arrepiento de nada porque hemos hecho un buen fin de semana. El equipo ha trabajado muy bien y, si hacemos un balance un poco más fríamente, si el jueves alguien me dice que quedaría segundo detrás de Dovizioso y que aumentaría la ventaja en el liderato, habría firmado en cualquier servilleta.

-¿Esos secretos de pilotaje que dijo que explicaría después de la carrera...?

-Era un poco esto. Al final lo he podido cambiar durante todo el fin de semana menos en carrera, intentar derrapar un poco menos e intentar sacrificar un pelín más la frenada, salir más rápido de la curva y esto cuesta, pero lo he podido hacer durante el fin de semana. Sin embargo, a la que ha subido la temperatura quieras o no el ADN está ahí y el estilo es ése y se ha visto. Hemos hecho una carrera lenta, no ha sido rápida, pero cuando apretábamos se veía. Cuando Dovi o yo apretábamos abríamos dos segundos enseguida respecto al resto, menos cuando íbamos dando espectáculo, en paralelo a 300 por hora con un dedo de distancia. Allí era un poco más complicado, pero ha sido bonito.

-Ha dicho que el test de Misano es importante. ¿El importante no era el de Brno?

-Todos son importantes, pero desde mi punto de vista es importante para reafirmar un poco las sensaciones con la moto. Es un circuito en el que el año pasado ya sufrí un poco y consideramos preparar la carrera. Teníamos planificado entrenar después del gran premio, pero hemos decidido avanzarlo porque había un día suelto y mucho mejor preparar el gran premio viendo cómo están las cosas.

-¿Cuáles son las sensaciones al salir tres pilotos emparejados de una curva como le ha pasado con Lorenzo y Dovizioso?

-La sensación ha sido muy buena, porque no se iban, y hacía tiempo que no sentía esto. (Sonrisas). Hemos conseguido tener menos wheelie y conseguíamos acelerar un poco mejor y sí que está claro que en otros puntos pierdo bastante más y en otras carreras tendremos que volver a lo que teníamos, dep. Dependerá de cómo vaya, pero en esta pista, que no es muy ancha y llegar a una frenada en bajada los tres en paralelo en MotoGP, da respeto. Ahí sí que piensas un poco más en el campeonato porque en la curva uno o tres intento frenar más tarde que ellos, pero en la curva cuatro si tienes el más mínimo error está la grava, no hay escapatoria de asfalto.

-¿Qué pasó en el toque con Dovizioso?

-No me he visto en el suelo, porque no me quería ver en el suelo, vamos a trescientos en ese punto, muy rápido. Iba muy pegado y lo quería adelantar para intentar pasar, él ha cortado donde siempre, pero pensé que cortaría un pelín más tarde, y justo ahí creo que ha sido rueda con rueda ha salido un poco de humo. Dani me ha dicho que sí que iba detrás, pero intentaré que no pase más.

0 Comentarios

Mostrar