Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Lugo Lugo LUG

-

Huesca Huesca HUE

-

Liga Endesa ACB
Casademont Zaragoza ZAR

-

Retabet Bilbao BLB

-

Morabanc Andorra AND

-

San Pablo Burgos BUR

-

Joventut Badalona JOV

-

Movistar Estudiantes EST

-

Serie A
Liga Holandesa
Waalwijk Waalwijk WAA

-

Ajax Ajax AA

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

Twente Twente TWE

-

Willem II Willem II WII

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Utrecht Utrecht UTR

-

PSV PSV PSV

-

MOTOGP | LA INTRAHISTORIA

La pareja Márquez-AS bate a la formada por Pedrosa y El País

Divertidos experimentos científicos entre pilotos y periodistas en el CTR y duelo de nombres de pilotos nipones con Dani hasta que le explotó la bomba.

Las siglas CTR corresponden a las del Centro Tecnológico Repsol, un espacio en la localidad madrileña de Móstoles plagado de científicos que, entre otras cosas, elaboran con su propia receta el combustible que impulsa a Marc Márquez y Dani Pedrosa en el Mundial de MotoGP. Sin duda, dos de las vacas sagradas de la clase reina que, por un día, han cambiado su habitual box por un laboratorio en el que se han convertido en científicos para poner a prueba a algunos de los periodistas que habitualmente les interrogan en los circuitos mundialistas. Lo han hecho con unos divertidos experimentos, al más puro estilo del programa El hormiguero, en el que la pareja Márquez-AS ha batido sin paliativos a la formada por Pedrosa y El País y, según cuentan los precursores de la idea, al resto de medios que ha participado en el experimento de la viscosidad óptima.

AS ha formado equipo con el de Cervera mientras que El País, con su enviada especial a los GGPP, Nadia Tronchoni, lo ha hecho con el de Castellar del Vallés a la hora de buscar la viscosidad óptima de un aceite. Sobre la mesa de trabajo había una probeta con un aceite óptimo y otras dos con cuya mezcla había que acercarse al ideal. Un lubricante era muy líquido y transparente, tanto que parecía agua, y el otro era más espeso y dorado. Márquez, que ya lo había experimentado previamente, sugería añadir a la mezcla más del espeso que del líquido y su consejo dio resultado, porque casi clavamos a la perfección la viscosidad que perseguíamos.

La manera de valorar el resultado era lanzar el aceite por una rampa, tardando la muestra óptima de principio a fin tres segundos en hacer el recorrido. Había dos intentos y el primero fue un fiasco, superando apenas por unas décimas el segundo. Llegado el momento de la verdad, la combinación de Pedrosa y El País fue buena, con un crono de 2.4 que se acercaba bastante a los tres segundos perseguidos. Hay que reconocer que teníamos dudas, pero a la hora de lanzar nuestra segunda muestra de 300 mililitros hubo bingo, porque el aceite resbaló durante 3.2 segundos, a sólo dos décimas de la viscosidad perfecta.

Márquez y servidor lo celebramos como corresponde tal logro, con risas, abrazos y unas mínimas notas del célebre We are the champions, a la ve que estrechamos las manos de nuestros adversarios y les felicitamos por su esfuerzo. Una aclaración, más: hagan el favor de tomarse este artículo con todo el sentido del humor posible, porque no hubo pique en realidad sino pura diversión.

Dónde sí hubo duelo fue en juego en plan patata caliente a la que me enfrentaron con Pedrosa... En una bolsa de plástico mezclamos agua con hielo seco, inflamándose poco a poco el contenido hasta una explosión moderada y sin riesgo, que el arranque del Mundial está a la vuelta de la esquina. Pepe Aznar, de comunicación de Repsol, pidió nombres de pilotos mundialistas japoneses y por cada acierto había que pasar la bolsa al contrincante, respondiendo ambos con un montón de nombres: los Aoki, Tomizawa, Okada, Abe, Ueda, Kato, Ui, etc. Dani me tuvo contra las cuerdas en una ocasión, pero al final la bolsa acabó explotando en su turno de respuesta con las consiguientes risas.

La experiencia resultó una forma muy divertida de romper el hielo antes de dar paso a las entrevistas que ya están disponibles en la web de AS y el paseo por el CTR, para conocer datos tan interesantes como que toda la gasolina que consumirá el Repsol Honda en 2016 ya está elaborada. 10.000 litros se crean con tal objetivo, enviando 350 por GP para unas motos con una capacidad de 22 litros por depósito, y otros 30.000 se envían a Saitama, a las instalaciones de HRC, para que experimente con ella del mismo modo que en Móstoles ya hay un prototipo del motor de 2017, de un cilindro, para crear el combustible del próximo curso.

Por cierto, que Santi Maroto, científico que manipula el propulsor, lo ve "más dulce que el de la temporada pasada", y según afirma otro científico, Enrique Martínez, "este combustible es específico para el motor de la Honda de MotoGP pero, como curiosidad, decir que el precio de un litro vendido en una de nuestras estaciones de servicio estaría en diez euros, sin contar los impuestos". Es decir, que se dispararía a veinte euros, más o menos, y el llenado del depósito de una moto de quince litros estaría en 300 euros. Algo para bolsillos muy privilegiados, pero que en realidad sólo está al alcance de Márquez y Pedrosa, y gratis en su caso.