CHICA DE AS

Centro del mundo

El ombligo es una cicatriz que compartimos todos (menos Adán y Eva), pero en ocasiones (pocas) puede ser una obra de arte. Sucede cuando el ombligo se acompaña del vientre adecuado, del cuerpo preciso y del paraguas perfecto. Entonces hablamos de guindas. Al licor, concretamente.

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar