Temas del día
Estas leyendo

Ferrari hace oficial la salida del equipo de Stefano Domenicali

PERFORM

FÓRMULA 1 | FERRARI

Ferrari hace oficial la salida del equipo de Stefano Domenicali

Presentó su dimisión tras la carrera de Bahrain, en la que Montezemolo se fue a once vueltas del final, y se hizo oficial ayer. Marco Mattiacci será su sustituto.

En la noche de Bahrain, mientras el frío aparece como un invitado inesperado en el desierto y los trabajadores meten la Fórmula 1 en cajas, Stefano Domenicali sale del circuito con el ánimo tranquilo. Ha decidido dejar Ferrari. Unas horas antes, Luca di Montezemolo, cuando faltan once vueltas para que termine una de las mejores carreras de los últimos tiempos en la que los dos pilotos de Ferrari eran adelantados en las rectas por Force India o Williams y destrozados por Mercedes, se va del trazado árabe con la cara desencajada. El enfado del presidente es terrible y el culpable es Domenicali. El ejecutivo, máximo responsable de la gestión deportiva de la marca de coches más famosa del planeta, no puede más. Las presiones desde hace años son insoportables y la presencia amenazante de su presidente le hace tomar una decisión que ya intentó hacer efectiva otras dos veces: tras Abu Dhabi 2010 y al terminar la temporada pasada.

La dimisión del jefe de la escudería se hizo oficial ayer por la mañana, lunes de pasión en Semana Santa, pero se hizo realidad el lunes anterior y se venía fabricando desde tiempo atrás. Así son las cosas en la Scuderia, tres carreras después, con todo el año por delante, se cambia al máximo responsable. Ayer, cuando se cumplió un año de la victoria de Alonso en China 2013. Después todo cambió. La conclusión es que esta temporada poco tienen que hacer, si hubiera capacidad de reacción Domenicali no se habría ido.

Hacía tiempo que Stefano no tenía la confianza de sus superiores. Ésa es la razón por la que hace unas semanas se vieran con Ross Brawn, el hombre al que esperan en el equipo para revivir aquellos éxitos de Schumacher. El británico les dijo que no, que de momento no, pero sigue siendo el objetivo. Así las cosas, la pasada semana en Maranello, tras la inauguración de la plaza del Museo Ferrari, Montezemolo se reunió con Sergio Marchionne, presidente de Fiat. Ya sabían que Domenicali lo dejaba y buscaban un sucesor. Ese día, Montezemolo dijo aquello de que “no dejaremos ninguna piedra sin levantar para llegar a donde queremos estar. Trabajaremos día y noche para mejorar, tomaremos las decisiones que tengamos que tomar”. Y ese día decidieron que el nuevo jefe fuera Marco Mattiacci, máximo responsable de Ferrari Norteamérica, precisamente la zona del mundo donde la marca ha obtenido los mejores resultados comerciales en los últimos años. Un tipo duro y brillante, cuentan quienes le conocen.

Con el adiós de Domenicali se va una persona íntegra y honesta que siempre dio la cara, con un título mundial con Raikkonen, el de 2007, y cuatro subcampeonatos, uno de Massa y tres con un Alonso que casi le salva del fracaso. En una entrevista con AS defendía su trabajo: “Yo no soy el entrenador, soy el administrador delegado de un equipo que hace deporte. No se cambia a Domenicali y mañana ganas. Claro, mi jefe puede hacerlo; si lo hace, agradeceré siempre haber estado en Ferrari. Pero hay un dicho en Italia que dice: cuando dejas la carretera que conoces, la otra puede ser peor”. Ferrari ya va por otra carretera. Veremos dónde llega. Buen viaje.

Comentarios

Comentarios no disponibles

También te puede interesar